Luis Alvarez

V I N B R O U L È

 

El vino es vida eterna,

Filtro que nos devuelve la juventud”

 

Omar Kheyam

 

 

Una tarde de invierno,

bordeando el río Passirio

de Merano,

con el perfume de la Sissi de Hamburgo

todavía en mis sentidos,

recogido en lo que un día fuera

su paseo cotidiano,

pensé en la continuidad de aquel paisaje

dentro de toda la existencia mía.

 

Recuerdo que caminábamos los tres

y tú escogías espacios para las fotografías.

Al menos ellas quedarán

para que sean testigas

de los bienes pasados.

 

Con noche prematura

llegamos al mercado.

Tú querías instrumentos

para saciar tu sed musical,

no importa cuáles fueran.

Yo conocí a este pequeño amigo

llamado Vinbroulè

y sentí su calor en el frío invernal.

 

Sentí, también, como Kheyam,

que estaba renaciendo

mi otrora juventud.

 

 

Alto Adigge. (Italia)  Invierno del 2004.

 

 

 

Comentarios1

  • Samantha Sanz

    Es grato leerte amigo, gracias por compartir tu sentir en tus bellas letras.
    Un abrazo, bendiciones.

    • Luis Alvarez

      Gracias, amiga, por tus bellos comentarios para mis letras que quieren ser poemas. Un abrazo cordial.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.