Alexander Vortice

DUERME EL ACRÓBATA

Si tuviera que escoger entre una barra de hierro

y cuarenta balas de plata,

me quedaría con el hecho de saberme

abismo de madrugada…

 

Duerme el acróbata;

yo a veces también duermo:

me coloco poco puedo para alcanzar

la órbita de Morfeo,

y es entonces cuando los sueños

vienen a mí como si fuesen rayos ultravioleta

masticados por el dolor del tiempo.

 

Si tuviera que escoger entre una aniquilación mundial

o un estado de buenas intenciones,

sin duda escogería verme danzando entre lo ecuánime,

así como danzan los hijos del viento y los sueños verdaderos.

Comentarios1

  • acrobata

    Oye y ¿como sabes que estaba yo durmiendo?....jajaja, es broma.

    Me parece muy acertado tu poema, la última estrofa es genial, que difícil es alcanzar la ecuanimidad....es el nirvana de la justicia.

    Un abrazo desde el trapecio de mi vida

    • Alexander Vortice

      "Acróbata"... Cuánto encierra esa palabra... Gracias por tus palabras y nunca dejes de ser acróbata. Un abrazo enorme!



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.