Esteban Mario Couceyro

Tengo poco que darte

Tengo poco que darte

solo pedazos de mi alma

naufragados de tiempo

una mirada cansada de espantos

mientras mis manos esconden el dolor

de pronunciar el olvido de tu nombre amado.

 

Tengo poco que darte

solo puedo llevarte en cielos claros

llenarte de palabras las manos

para que las sueltes al aire

abandonándolas en libertad

cubriendo mi espacio ausente.

 

El susurro, solo eso

quedará en tus oídos

 de las pequeñas palabras

dichas en intimidad

una a una, ellas te llevarán

por el recuerdo de mi  amor.

 

Tengo poco que darte

solo eso, el recuerdo

de haber amado

y ser amante...

el de volver, algún día de la muerte

para nuevamente, enamorarme.

 

 

Comentarios1

  • Beatriz Blanca

    Parece una despedida y muy triste por cierto.
    Pero de todas formas me agradó, hay mucha poesía en tu interior.
    Un saludo de lunes tardío.

    • Esteban Mario Couceyro

      Hay que saber despedirse, pero prevalece la esperanza del regreso, aunque solo sea para enamorarse nuevamente.
      Tarde pero seguro, un abrazo
      Esteban



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.