Ulises Vargas Osorio

Fuentes de melancolía

Arden mis lágrimas

húmedas y sollozantes

en las sofocantes llamas

de los tristes corazones.

 

Brotan sin césar

de las fuentes de la melancolía,

pues tus labios no volveré a besar

como lo hacía cada vez que te veía.

 

Mis ojos de tu luz se nublarón,

he caído en esta soledad sombría

que está destrozando mi mente y corazón

en toda noche y en todo día.

 

Hoy es hora de terminar con éste dolor,

ahogarlo en las aguas de esta laguna,

quien vio nacer aquel día nuestro amor

bajo el crepúsculo de la luna.

Comentarios1

  • michelle

    Muy apasionado y profundo...



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.