Angel irredento

Amor al azar



 

Sabes que vivo al azar,

lanzo dados en tu espalda

y te recuerdo con cartas

mi falta de puntualidad

 

Y que te mando a llamar

cuando menos necesitas

que remuevan las cenizas

de este amor tan especial

 

Y es que te guardo un tal vez,

que va untado del verano

que se nos fue de las manos

huérfano de sensatez.

 

Siempre puedes encontrar

mi sombra con su equipaje

remendando mi coraje

en este verso vulgar

 

Siempre puedes maldecir

las sílabas selenitas

que me acusan y te citan

dejándote sin decir

 

Solo me queda este turno

desvelado y taciturno

para ganar la partida

y que te sientas querida.

 

Sólo me queda este as,

sólo yo te quiero más.

Comentarios9



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.