Cronistaebrio

COMO PARÁSITO

Buscamos el amor pero a menudo
nos olvidamos del amor propio,
en la búsqueda nos extraviamos
entre senderos de carne,
pero somos las víctimas y verdugos
de nuestros deseos.

 

Amor como parásito,
viviendo dentro de estos amantes
eres tan débil,
vives de manera breve,
si no se te procura
de la manera correcta
mueres.

 

Al descubierto las heridas,
los gusanos devoran la carne
pero dejan intacto los huesos,
el amor eterno solo existe
en el recuerdo.

 

Por lo pronto
se siente bien no sentir nada,
alguien mas sera el otro clavo
que profane tu cuerpo,
y estos labios ya besaran otros labios,
y con el tiempo nos olvidaremos.

 

Es inevitable caer pero es imperdonable
no levantarse,
sabiendo hacerlo.

Comentarios3

  • bambam

    Tienes roda la razón amigo Paco, somos víctimas de nuestros deseos
    Un gran abrazo
    bambam

  • El Hombre de la Rosa

    Nuestros deseos son nuestra carcel amigo...
    Un placer la lectura de tu poema...
    Saludos de críspulo...
    El Hombre de la Rosa

  • Divagaciones

    Es inevitable caer pero es imperdonable no levantarse. Gracias por tus letras.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.