4p0r14

Todos guardamos un secreto, un arte.

Todo arte es una exploración maravillosa, una sensación de ruptura, de claridad, de encubamiento impredecible, un tallo que se asoma entre grietas desérticas, entre baldosas solitarias, y su resultado es claridad, un auto-conocimiento, que apaciguara las emociones desesperantes. El corazón presenta una posibilidad creativa(un esqueleto, por decirlo de una forma) lo deposita en el purgatorio de la razón, este es destruido o liberado al mundo objetivo, donde todos pueden verlo, leerlo, olerlo o escucharlo, en un principio es una deformidad tierna, que el creador raramente quiere mostrar, su crecimiento final tomara distintas formas previas, se presenta ante el creador como la niebla, y solo iluminado por su curiosidad, tendrá la oportunidad de adentrarse en ella, dependerá de su deseo para lograr vencer las barreras que se interpongan, si lo logra, se encontrara con el alma de su creación, arreglara dulcemente las impurezas, golpeara la nota final, dará cierre a la coreografía, a la filmación, y en un soplido quitara la viruta del borrador, y resultara que la neblina es un trasporte al cielo, un palacio de nubes donde una claridad nos revelara un entendimiento personal muy profundo... porque como pocos saben, y lo que ahora comprendo, es que nuestra alma guarda un poquito del aliento de dios, que nos permite dar vida, a la vida, a nuestro arte.

Comentarios2

  • El Hombre de la Rosa

    Nuestro secreto más preciado es haber nacido amigo...
    Un placer la lectura de tus letras...
    Saludos de críspulo...
    El Hombre de la Rosa

  • pupykuba

    Bello tu filosofar sobre las palabras que emergen del corazón y fluyen hacia la eternidad.

    Gracias por la enseñanza que en ellas nos muestras, como luz que esclarece el saber.

    Recibe un fraternal abrazo.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.