Davileine Borrego

ÓSCULOS

ÓSCULOS.


Miel hay en tu boca,
aun sin probarla,
siento tus ósculos
por cada centímetro
de mi cuerpo.

En mis ansias por saborear, 
ese apasionado beso.
Te imagino en
el piélago de mis
pasiones.

No me crees,
acaso necesitas que te cuente
mis insomnios, cuando pienso 
en un ósculo que deseo, 
y tu no me das.

Soy la flor que se llevo
la corriente, y que perece 
en las aguas, esperando 
por un colibrí que me bese 
y se llene de la miel 
que en mis labios hay.

Si me colmas de tus besos,
yo te daré un ramo de
azucenas, para deleitar 
tu cuerpo con el mas agradable
de los perfumes, 
que solo una azucena puede dar
antes de morir.

Ósculos, ósculos, ósculos.


Davileine Borrego @R.

Comentarios1

  • El Hombre de la Rosa

    Muy gratificantye y genial tu poema de amor amiga Davileine Borrego...
    Un grato placer pasar por tu portal...
    Un abrazo desde Torrelavega...
    Críspulo el Hombre de la Rosa..



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.