facundo valdez

LA SOLUCIÓN DE MINERVA.

Huí, como dijo el Naco trovador

del ruido mundanal que me chiquiaba

y refugiéme en mis sueños de hermitaño

que vana ilusión me procuraban

como escudo impenetrable hacia el dolor

por que  el dolor casi siempre me encontraba.

De los pensamientos mas nobles y sinceros

siempre hice mis grandes compañeros,

pero también me enlodé en los deseos bullangueros

donde reptan los hipócrita ¡te quiero!....

Nunca pude evadir a la mujer

cuyas turgencias deliciosas muestra

y la llegué a ver

en vez de Diosa, una maestra

que relaja los sentidos

al provocar del orgasmo los bramidos

en la búsqueda obcecada

del placer,

y llegué a ver

que al pasar ese ESTERTOR no queda 

nada.

La flor de los labios de mi amada

pétalo a pétalo su arrebol perdían

y a sus ojos, reflejos de la luz del parasíso

legañas cual nubes le cubrían

dejando de su hermosura solo dejos

y a su figura, en un esfuerzo escueto

los pellejos, trataban de ocultarle el esqueleto....

Es duro el abrupto despertar de un sueño

que la mente material concula,

y me ví siendo de nada el dueño.

¿Cual es mi heredad?...pregunté al Señor

ante esos despojos aullando de terror,

y la respuesta que sombría me llegaba

era: "si de la heredad espiritual no haces acopio

tomando a la virtud como el yó propio

como hombre carnal ¡NO HEREDAS NADA!..

Todo se nubló en mi mente loca

y de esa pesadilla  desperté acurrucado entre tu pecho,

desnudos estábamos los dos, besé tu boca,

aún la luz iluminaba el lecho

de juventud repleto:

Tú, como una Venus rozagante

esculpida por Tales de Mileto,

Yó, un Hércules triunfante

con mi espada viril de celo inhiesta

cortando las cabezas de la HIDRA,

y oí a VIRGILIO arrancándo de su lira

de notas celestiales un alud

cantando los versos

siempre olorosos, siempre tersos

de la utópica y "eterna" juventud.

Pasaron muchos años lisonjeros

mas un día al mirarme en el espejo

no hallé mi cara de razgos narciseros,

sí la de un hombre calvo, encorvado y viejo,

¡LA PESADILLA VERDADERA COMENZABA!

Corrí como un niño temeroso

a refugiarme temblando en tu regazo,

ya no era mullido como pecho de paloma

y tu rostro mas bello que el  de Venus de Mileto

parecía la copial fiel de la GORGONA.

Al mirarte a los ojos lancé un grito

y PETREO me quedé despavorido

convertido en una estatua de granito...

El el jardín de JÚPITER han puesto mi figura

y es estudiada por algunos Dioses,

al platicar de mí oigo sus voces

discutiendo del hombre la locura

que ansía el placer como algo permanente.

Dijo MINERVA: francamente,

apartando de mis genitales una hiedra:

"SI SOLO ESTO DEL HOMBRE FUERA HECHO DE PIEDRA

de plano se acabaría su tormento y dolo...

JÚPITER asintió y los demás Dioses,

pero mas se alegró VENUS

por que aasí veía  incrementados sus negocios,

se quedó callado APOLO.

Y luego todos

al compás siguen al Padre omnipotente

que afirmando los laureles de su frente

de su trono se levanta ayudado por EOLO,

toma del brazo a HERA

y se dirigen todos raudos a la tierra

que la NUCLEAR GUERRA

había convertido en una pinche coladera,

y diseñando el paraíso nuevamente

volvió de carne a hacer al hombre

y acatando los consejos de MINERVA

su parte "mas vital" hizo  de PIEDRA..

Regresan todos al OLIMPO emocionados,

haciendo chascarrillos del asunto

y riendo cual lo hacen los conejos,

menos MERCURIO, que venía conturbado

y al mirar a sus colegas, con voz agria

les dijo: ¿OS HABEIS DADO CUENTA PENDEJOS

QUE CON ESTO ARRUINASTEIS LA INDUSTRIA DE LA VIAGRA?......

 

 

 

 

 

 

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.