Raul Gonzaga

Caída sin freno

 

Sé que todo lo que vivo es una caída sin freno,

Donde todo es nada bueno porque al fin quedé cautivo;

Desde que te conocí se me esfumo la alegría,

Y es mi eterna agonía el saber que te perdí;

 

Es un adagio infinito, es una pausada senda.

Es una muerte muy lenta que me ha dejado contrito;

Y entre tanta soledad por el inmenso vacío,

¿Por qué será, amor mío, inmensa mi oscuridad?

 

Es un juego de mentiras, de tan infaustos momentos,

El mundo de sentimientos y de promesas fallidas;

Amor es melancolía, una fatal decepción,

Entregar el corazón a quien tan sólo mentía…  

 

Comentarios3

  • Raul Gonzaga

    No nos dejes caer en tentación, en la mentira, en el abismo del dolor; debemos ser astutos como serpientes, aunque inocentes como palomas; procurar la amistad de gente auténtica y evitar a los hipócritas que sólo te enredan con su mentiras...

  • Maria Hodunok.

    Que versos, Raúl. Verdaderos e intensos, como la vida.
    Es lindo volver a leerte, aunque con esa tristeza, nos traigas a la realidad.
    Saluditos, poeta y amigo.

    • Raul Gonzaga

      María Hodunok, volver a leer tus sabios comentarios me llena de alegría, tus palabras son dulce ungüento; saludos y un fuerte abrazo fraternal...

    • El Hombre de la Rosa

      No creo que sea para tanto la caida amigo Raúl Gonzaga, tienes que frenarla con tu corazón habierto...
      Un placer leer tus letras...
      Abrazos de amistad de Críspulo...
      El Hombre de la Rosa

      • Raul Gonzaga

        Que gusto leer tus comentarios tan francos y familiares, sentirte tan cercano y honesto me llena de júbilo; El Hombre de la Rosa, mi gran amigo Críspulo Cortés Cortés, gracias; saludos y un fuerte abrazo fraternal...



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.