bonifacio

Edad para amar

.-¿Que edad me echa usted caballero?

 

.-No lo se madame, ¿unos veinte?

 

.-Que ternura más grande es usted un caballero. Sepa bien que a los veinte cumplidos atendía yo de camarera en el "Restaurant El Paso" Ese día estaba radiante y además yo me sentía maravillosa. Algo importante tenía que sucederme con tan fabuloso momento. Y ocurrió. Un galán pasó por el restaurant  me atrajo hacia el y me llevó al cielo.

 

.-Debe ser algo fabuloso eso.

 

.-Lo es ,lo fue y lo será. Ummmmmm.

¿Y ahora que edad me echa?

 

.-Mire,  parece como que algo ocurrió en usted madame ,tienes algunos pliegues en la cara pero sigues siendo hermosa ,yo creo que usted tiene unos treinta años.

 

.-¿Unos treinta? Usted si que le levanta el ánimo hasta un muerto caballero, pero sepa bien que a los treinta figuraba yo con mi galán en París gastándonos el dinero de su padre en fiestas ,drogados ,desquiciados ,viviendo casi en la misma mierda ,tocamos fondo en todo sentido de la existencia ,pero como nos amábamos tanto decidimos seguir adelante juntos y definitivamente tener familia.

 

.-Felicidad desgracia felicidad desgracia y nuevamente felicidad como la vida misma madame.

 

.-La vida misma caballero usted lo ha dicho la vida misma. Ummmmmmmm

¿Y ahora que edad con toda sinceridad me calcula caballero?

 

.-Es curioso madame noto que han habido algunos cambios en tan poco rato .De todas maneras le veo a usted una edad indefinible pero aún muy bella con el sello inconfundible que le da a la mujer la maternidad y a las princesas convirtiéndolas en lo que deben llegar a ser con el tiempo :unas verdaderas reinas.

 

.-Y eso también si que es un verdadero piropo caballero, se lo agradezco de corazón pero sepa usted que a los cuarenta yo figuraba con seis hijos ,el galán trabajando en el carbón ,de siete de la mañana hasta las ocho y media de la noche ,yo lavando ,planchando, yendo a pagar las cuentas, llevando los niños a la escuela durmiendo ,desvelándonos por los problemas, pero siempre unidos sabiendo  que solo el amor nos sostendría ,el amor y su consciencia.

 

.-Que hermosa historia me cuenta usted madame ¿Es la historia de su vida?

 

.-Es mía pero solo hasta esta hora

 

.-¿Hasta esta hora? Es decir hasta las ocho treinta en punto de la tarde madame?

 

.-Si  caballero ,lo que viene a continuación es de terror.

 

.-No entiendo nada de lo que usted me habla madame.

 

.-¿Y que edad me echas ahora mi amor?

 

.-Noventa.

 

.-Te dije que pasaría esto  ¿Noventa? No seas pesado conmigo dime con toda sinceridad .¿que edad crees que tengo cariño?

 

.-Noventa y dos para ser exacto.

 

.-Ayyyyyyy no te soporto .No te soporto ,no te soporto. No te quiero ver más en mi vida.

 

.-Mi amor por Dios que te pasa ,desde que te digo la verdadera edad que tienes ya no me soportas.

 

.-Si, ya no te soporto

porque eso significa que ya no me amas.

 

.-Nada de eso mi amor ,tu sabes muy bien que al segundo whisky me da por decir unas verdades atroces.

 

.-Si ,lo se ,siempre a las ocho y media.

 

 

 

 

 

 

Comentarios1

  • Samantha Sanz

    Bella historia, atrapante en su lectura, eché a volar mi imaginación con tan hermoso relato. Y a estas horas ¿Cuantos años cree usted que tengo?
    jajaja.
    Un gozo leerlo. Bendiciones.

    • bonifacio

      Usted tiene la edad de la eterna jovialidad ,por una sencilla razón ,se atrevió a dejarme un comentario tan hermoso.
      Un cariñoso saludo



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.