mercedesdembo

De mi viaje a Bali (la alegría de la muerte)- Segunda entrega

Pasaje biógrafico de mi viaje a Bali- Deciembre 2010

-----0-----
En la agencia de turismo nos propusieron entonces asistir a una ceremonia de cremación llamada Ngaben; nos hablaron con tanto entusiasmo que decidimos asistir; tomamos un guía y convenimos una hora para reunirnos con él el día siguiente ese día por coincidencia asistiríamos a la cremación de un antiguo rey, un sacerdote de la zona de Ubud.

Previo a todo habíamos notado que en los patios de entrada a los bungalows, en las calles y a la puerta de los negocios, la servidumbre deja siempre a sus dioses pequeñas ofrendas de flores y hojas en una bandejitas de bambú; la muchacha que hacía el aseo nos explicó que esta era una ceremonia que se repite día a día en el modo de vida de la comunidad; las ofrendas se dejan en el suelo para apaciguar a los demonios y otras se ponen en un templete para honrar a los dioses.
Ese día muy temprano, mucho antes que hiciera su aparición el bochornoso calor, nos encontramos con Wayan nuestro guía, nos explicó que la religión balinesa era única en el mundo; era una religión de expresión animista muy vinculada con la naturaleza; era una mezcla compleja entre el hinduísmo y el culto a tradiciones muy antiguas locales; la religión se estructuraba en torno a una serie de ritos y festivales que marcan el cumplimiento de etapas a lo largo de toda la vida de una persona hasta que llega su muerte. Nos dijo que la tercera parte de las horas laborales de una mujer balinesa las gasta en la preparación, la participación en ceremonias rituales y la limpieza del lugar después de la ceremonia.

La calle principal rebosaba de gentes vestidas de colores exuberantes, dije:

- We can feel a wonderful atmosphere of joy- I said-.
- Yes, for us a cremation its not a mourning time but the fullfilment of the most sacred duty of a Balinese- answered Wayam-.
- You have a very unusual name, Wayam- I said-.
- It is one of the names that we Balinese give to our firstborn. We have names up to the fourth birth. From the fourth birth, the fifth son, would correspond the names of the first birth, this means that we start again with the cycle- he answered-.
- How interesting!, you are a firstborn then?
- Yes I am- he said-.

Nos explicó que Bali significaba "ofrenda" y como lo pudimos comprobar, era el país de las ofrendas en ritos y ceremonias; todo empezaba con el nacimiento y cuando el niño cumplía tres meses se le hacía tocar el suelo con los pies por primera vez.
Nos habló de los enormes preparativos y rituales que entraban en la ceremonia de la cremación que era presenciada por todos. Para esa ocasión el carpintero del pueblo y unos escultores habían creado una torre impresionante de bambú que se adornaba con decoraciones brillantes; la torre sería el vehículo en que viajaría el rey fallecido hasta el campo donde sería cremado.
Wayam, Sergio y yo nos unimos a la columna para emprender una muy larga marcha; abría la procesión un toro enorme de madera con su jinete; el toro de madera era un sarcófago para el brahman- el rey sacerdote-; en el vientre del toro yacería más tarde el cuerpo del fallecido en 'Bale Delod'- asi como si estuviera durmiendo- ; después de la torre con el difunto le seguía una gran cantidad de gente que la empujaba y detrás de la torre venía un soberbio elefante con un palanquín hermosamente decorado en su lomo donde estaban sentadas dos bellísimas muchachas cada una con sus sombrillas; ellas eran las bisnietas del rey seguidas de unas bandas de músicos que tocaban durante todo el trayecto.

Wayam nos explicaba que cada cinco años era el tiempo apropiado para las cremaciones; que el año de Bali es de 210 días, compuesto de seis meses, cada mes es de cinco semanas con siete días cada una.
- ¿Que ocurre entonces para que el tiempo de cremación sea el apropiado?-pregunté-.
- Pues los muertos – dijo Wayan - son enterrados temporalmente , pero deben ser incinerados cumpliendo un plazo de cinco años, si no el camino hacia la reencarnación se les acorta.
- Yo sabía que es posible tener una cremación separada sin sepultura- le dije- sin tener que esperar ser enterrado ¿puede sacarme de mi duda?.
- Eso es verdad- dijo Wayan- pero la familia debe estar dispuesta a pagar un costo considerable. Las familias pobres entierran el cuerpo inmediatamente después que la persona muere y esperan a que un día les sea auspicioso para proceder a la cremación de sus muertos; ellos toman la oportunidad de unirse a otras cremaciones igual de grandes como la de ahora para proceder, esto les permitirá compartir el costo de la ceremonia entre sí- nos explicó-.
- ¿Y qué pasa cuando son muy pobres?
- En algunos otros casos, los pobladores más pobres pueden participar en las elaboradas ceremonias de un vecino más rico cuando se lleva a cabo una gran ceremonia, así cuando la cremación de un sumo sacerdote sucede. Es entonces cuando la gente pobre exhuma los cadáveres de sus seres queridos para cremarlos .

La ceremonia de cremación en Bali es siempre un acontecimiento importante en la tradición balinense; es tiempo de alegría y de felicidad es un evento lleno de color y siempre espectacular; la gente ríe, canta y baila celebrando la muerte de sus seres queridos. No es un evento de lamentos ni dolor ni de lágrimas, celebran el pasaje del alma de sus seres amados a un mundo mejor; ahí donde empiezan a prepararse para reencarnar nuevamente.
Un occidental que presencie este tipo de celebraciones, se sorprenderá del regocijo que propicia la cremación en los oriundos de Bali.
Los tres seguíamos marchando en la procesión que duraba ya más de dos horas; Sergio y yo transpirábamos a mares, pero lo más asombroso era que ni el guía ni la mayoría de la gente del pueblo sudaban.
El guía nos explicó que la procesión no iba directamente al sitio de la cremación y a la pira de cremación, sino que se movía en círculos y esto pasaba para asegurar que una vez que un alma siendo liberaba del cuerpo, esa alma no sería capaz de encontrar su camino de regreso a la aldea. Las cenizas y los huesos restantes que se habían purificado se colocaban en sus respectivas urns y ya después se distribuían entre los miembros de la familia.
Llegamos finalmente a un amplio espacio donde se encontraban esperando mucha gente. Las cremaciones de los pobres ya estaban en proceso y un desagradable olor a carne quemada impregnaba el aire; en aquel momento trasladaron el cuerpo del rey de la torre al vientre de toro, ahí se levantaban las tribunas para la familia real y algunos personajes vestidos de oficiales; había fila de mujeres que desfilaban con su atuendo tradicional, ellas llevaban cestas de ofrendas sobre la cabeza que depositaban al pie de la pira; las cestas eran hechas de hojas que contenían flores de diferentes colores; casi siempre habían hortensias azules, un poco de arroz hervido y a veces asomaba un huevo duro; finalmente un sacerdote encendió el fuego que marcaba el final de la ceremonia.
¡Fue una jornada multicolor inolvidable!.

 


Por Mercedes Dembo Barcessat
Perth 6 de Septiembre 2014

 


Merche DemBar
safecreative1409272204038

 

 

 

Comentarios4

  • El Hombre de la Rosa

    Muy soberano y hermosamente relatado tu preciado cuento sobre Bali estimada poetisa y amiga Mercedes...
    Muy grata la lectura de tus hermosas letras..
    Un abrazo de amistad...
    El Hombre de la Rosa...

  • Raúl Daniel

    Espectacular final para un maravilloso viaje.. ¡estuve allí contigo!.. hasta sentí el desagradable olor..
    Gracias por compartir tu experiencia enriquecedora..
    Un gran abrazo!
    R_D

  • mercedesdembo

    Gracias queridos Crispulo y Raul esta es una isla que vale la pena visitar, pasamos 10 dias estupendos.
    Un abrazo.

  • jorgeluisotero

    Magnifico cuento mi querida amiga, me encanto leerlo.
    lo guardo para leercelo a mi nieto mas tarde.
    recibe mi abrazo en la distancia.

    • mercedesdembo

      Gracias Jorge sigue las partes que vienen.
      Un beso y a tu nieto otro



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.