ALVARO J. MARQUEZ

FUERA DE TI… FUERA DE MÍ…

¿Cómo regreso de ese bello camino?
¿Cuándo cambió para mí el destino?
¿Por qué nunca de eso me di cuenta?
Quisiera ser como el que puede decir
que tiene toda fórmula para sobrevivir
y que si acaso no la tiene… la inventa.

 

Pero no es fácil para mí, nada fácil es,
luego de perderme en tu cuerpo, ya ves,
con mis sentidos en este mismo extravío.
Una vez que el agua avanza imparable,
retroceder se vuelve difícil, improbable.
¿Cómo le dices que se detenga a un río?

 

Después de armar un rompecabezas,
triste me toca recoger todas las piezas
e irme con mis ilusiones a otra parte.
Prisionero fui como nadie de tu piel,
tren que presuroso avanzaba en su riel
y sólo hacía sus paradas para amarte.

 

Ahora necesito olvidarme ya de tu olor
y nota que no digo olvidarme del amor
por no hablar de lo que quizá nunca tuve…
No niego que la tristeza me toma por asalto,
entiendo tarde que volé demasiado alto
y ahora es dolorosa la caída de esa nube.

 

¿Cómo me aparto de lo que tanto amé?
¿En dónde guardo tantas cosas que soñé?,
si era tu cuerpo mi único edén, mi paraíso.
Comí de tu piel y ya no quiero otro menú.
Será que todo pasó porque lo quisiste tú…
o debo creer que fue Dios el que no quiso.

 

Poema totalmente original de Álvaro Márquez
Nacido en Caracas, Venezuela
Todos los derechos reservados
Publicado el 25/9/2014
Imagen: De Google

Comentarios4

  • El Hombre de la Rosa

    Muy gratificante y bello tugran poema amigo Alvaro...
    Muy grata la lectura...
    Un abrazo de amistad...
    El Hombre de la Rosa...

  • Andrés Mª

    No le des más vueltas, amigo Poeta. Debió de ser Dios quien no quiso. Así no hay culpables, aunque sí vencidos.
    Un gran abrazo.
    El Poeta del Amor

  • claudia07

    hermosamente triste tu poema amigo , abrazos

  • alicia perez hernandez

    ¿Cómo me aparto de lo que tanto amé?
    ¿En dónde guardo tantas cosas que soñé?,
    si era tu cuerpo mi único edén, mi paraíso.
    Comí de tu piel y ya no quiero otro menú.
    Será que todo pasó porque lo quisiste tú…
    o debo creer que fue Dios el que no quiso.
    ......................................................
    MAGISTRAL CIERRE, SOBRIA BELLEZA, CADA VERSO, es un placer siempre pasar por tus bellos poemas, mi bello Alvaro, besosss



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.