Xema

El amor me mueve

Me haces caminar en los lugares insólitos,

Me mueve el ir a la bodega de tu amor;

Me introduces en las moradas de mi amor,

Me has prometido esas moradas eternas

En lo infinito de tu corazón.

 

Oh Amado, soy andariega

Y no me canso de caminar,

El amor mueve mis entrañas para caminar;

La pasión de tus delicias quiero jactarme

Y en el vaivén de tus recuerdos dormir.

 

Mira mi pecho está herido de amor,

Mira mis entrañas que salen poco a poco por el dardo de tu amor

Que el angélico ha traspasado

Para encenderme en la locura

De tus amores

Y para drogarme

Con el vino de tus viñedos.

 

Oh Amado, soy andariega

Y no me canso de caminar;

Estoy herida por mis locas pasiones,

Tú curas mis heridas

Y reparas mis fuerzas,

Oh cristal de mi alma

Y belleza tuya soy.

 

Sal Amado,

Sal en el cortejo de vírgenes,

En el mar de mis pasiones

Y lleva mi alma a la quietud incesante

Y calma mis potencias

Para solo contemplarte a Ti.

 

Oh la puerta de estas moradas

Es el diálogo de amor contigo

El camino para seguirte

Es el del amor.

 

Encontré el panal de la sabiduría,

Como una osa he metido mis manos

Y han salido olorosas a jazmines,

Azucenas y áloe

Que he olido en tus vestidos de amores.

Comentarios1

  • Mayra Garcia

    Es un poema, para leer más de una vez...

    Hermoso


    Mis saludos

    • Xema

      Muchas gracias...



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.