Johnny Rock

Cuento Triste.

El niño que tenía la frente de cristal.

 

Pues, érase una vez un feliz matrimonio, que fervientemente deseaba  descendencia .Un hijo que materialízara su amor y la unión de sus corazones y cromosomas ; que de algún modo perpetúara su existencia y su amor. Al tener un hijo se muere un poco menos.

Un buen día ,tras larga y  dura espera, la mujer ,llena de felicidad, abrazando a su esposo con lágrimas de  radiante alegría, le dio la feliz nueva de su embarazo.

Esperaban en el hospital el gran acontecimiento, que al fin se materializó. ¡Era un niño!.Poco mas tarde el médico, con voz taciturna les dijo : el niño está bien, aunque lamento decirles que ha nacido con carencia del hueso frontal.

Inasequibles al desaliento, los padres iban buscando una posible solución, aunque el sufrimiento por su amado y deforme hijo,marcaba sus vidas y sentimientos.

Tras muchas gestiones averiguaron que un afamado cirujano podría  solucionar la malformación .Acabado el proceso de crecimiento de su cabeza ,podía aplícarle una prótesis de cristal.

La operación se realizó con éxito y el niño fue feliz a la escuela y comenzó una nueva vida.

Pronto, sin embargo notó, que a pesar de ser muy educado y prudente, las personas reaccionaban de modo extraño. Una  bella chica del colegio le dio un bofetón, cuando solo la miraba y callaba con deseo y atracción. El Profesor le regañaba furioso cuando él no había hecho ni dicho nada, e incluso sus padres lo miraban de forma extraña, cuando no estaba de acuerdo con ellos.

Su vida se fue haciendo un martirio. No le parecía posible a adaptarse a la vida en la sociedad

que le rodeaba.

La noche de Navidad se escapó por la ventana y empezó a caminar por la nieve sin rumbo fijo. Solo quería huir. Se encontró un simpático muñeco de nieve, con su gorro rojo y amplia y perenne sonrisa..Se plantó frente a frente con él y pensó muchas cosas que sabia ,provocaban extrañas reacciones en los humanos. El estatuario muñeco seguía sonriendo y el niño empezó a sentirse feliz y gozoso con él. Lo abrazó con fuerza  y se sentía libre.

La tenue luz del sol los encontró juntos y helados.

Quizás fue lo mejor .El niño de la frente de cristal, no parecía tener cabida en esta sociedad.

Comentarios6

  • Donaciano Bueno

    ¡Qué tierna historia y qué sociedad más cruel. Parecería un cuento pero es tan real como la vida misma, digna de los que nos decimos los reyes de la naturaleza, inteligentes, los humanos! Los que decimos lo que sentimos y no somos políticamente correctos, de alguna forma también tenemos la mente de cristal. Muy bonito, Johnny.
    Un abrazo

    • Johnny Rock

      Gracias Donaciano.Totalmente de acuerdo contigo y con Miguel Angel.Me alegra que te gustara.Algo tristón, como ciertas verdades.
      Un abrazo fuerte amigo.
      Johnny

    • LIZ ABRIL

      Por algo Dios no nos da ese don... el de leer los pensamientos, tu niño con frente de cristal no puede existir en un mundo que a veces es tan hipócrita. Muchas veces no resulta conveniente que sepan lo que pensamos y viceversa... Por algo no tenemos ese "tercer ojo"

      Me gustó mucho tu cuento.

      Un abrazo.

      LIZ

      • Johnny Rock

        Pues se me ocurrió cuando un colega bastante espeso,me largaba una perorata interminable,en un momento inadecuado.Le escuché pacientemente y pensaba si mi mirada, o inconsciente lenguaje corporal pudiera delatarme,pensando que pasaría mi lóbulo frontal fuera visible.Conduciendo a casa se me ocurrió hacre un cuento con sutil moraleja.Menos mal que no nevaba.
        Gracias por tu acertado y amable comentario amiga..
        Un abrazo.

      • kavanarudén

        Hermoso y sentido cuento amigo poeta.
        Expresas una cruel realidad. El diverso, el diferente, no tiene cabida en esta sociedad. Sufre demasiado y muchos optar por morir abrazados a ese muñeco de nieve, que aunque siendo de nieve, frío hasta no más, fue más caluroso que la cruel humanidad.
        Un fuerte abrazo de sincera amistad.
        Dios te bendiga.

        kavi

        • Johnny Rock

          Gracias Kavi.Te hemos echado de menos y celebro tu retorno y gran contribucuón al portal.Espero que tu viaje haya sido muy grato.A veces se vuelve con sentimientos encontrados.La ausencia te desconecta a veces y las cosas cambian como nosotros cambiamos.
          Un abrazo fuerte de bienvenida.
          Johnny

          • kavanarudén

            Mi querido amigo.
            Pues ahora un poco mejor. Tengo una semana que regresé y la verdad es que me costó muchísimo regresar y retomar de nuevo el ritmo. Aun me cuesta un poco, pero no se puede hacer nada más.
            Gracias por tu bienvenida. Para mi es grato volver a encontrarte por este mundo virtual y seguir compartiendo nuestros escritos, los cuales me ayudan mucho en todos los sentidos.
            Un fuerte abrazo y gracias por tu amistad.

            Kavi

          • Gotitha de miel (Yoki)~BAR LITERARIO

            ME agrado lo que he leído aquí, suecede que suelo imaginarme literalmente lo que leo y es tan barbara mi imaginación, pero entendí el mensaje vaya...


            Gracias por compartir...

            Yoki

            • Johnny Rock

              Agradezco mucho tu lectura y comentario.Obviamente sin imaginación no serías la poetisa que eres, a la que añades sensibilidad.
              Gracias y un saludo cordial para ti.
              Johnny

            • jarablanca

              Tu cuento triste, no lo es solo por lo que cuentas, lo es porque refleja la forma de ser de esta sociedad, extremadamente hipócrita que hemos creado, donde mientras defendemos la igualdad, miramos al otro por encima del hombro, y lo miramos siempre buscando sus sombras, nunca su luz, como si las sombras del otro fueran a hacer que nosotros brillemos más. En una sociedad así ¿que esperamos? el niño de tu cuento no tiene sitio.
              Triste y paradójico final, encuentra el calor que necesitaba para vivir en un muñeco de nieve, y también encuentra la muerte.
              Aunque triste me ha gustado mucho.
              Un abrazo

              • Johnny Rock

                Gracias querida amiga.Me encantó tu comentario y ya sabes que soy consciente que te gustan mis poemas.Es un honor para mi.
                Como bien sabes os deseo lo mejor,y le rezo a mi Dios con fé.
                Un abrazo fuerte y lo mejor para mañana.
                Johnny.


              • john morales arriola

                En cuento que deja al descubierto nuestra sociedad hipócrita, el ser distinto a veces es visto como menos.
                Una cadena de sucesos que nos vuelven incluso masoquistas por decirlo de alguna forma.
                Vaya que es para reflexionar acerca de el niño del cuento.
                Un triste final pero muy bello ..

                Saludos

                • Johnny Rock

                  Gracias amigo John.Los finales felices suelen ser, pardójicamente, transitorios.El único final del que estamos seguros no tiene remedio,ni le vamos a encontrar la respuesta aquí.Tienes razón, demasiada hipocresía no siempre bien intencionada.
                  Saludos cordiales poeta.
                  Johnny



                Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.