mercedesdembo

De mi viaje a Bali ( Entrega No1)



Pasaje biógrafico de mi viaje a Bali- Deciembre 2010

 

Sergio y yo aterrizamos en Denpasar la capital de la isla de Bali en Indonesia, del aeropuerto nos trasladamos en un coche para llevarnos al hotel Puri Dalem en Sanur en el sureste de la isla.
Pudimos observar durante el trayecto que Denpasar era una ciudad caótica y abarrotada de toda clase de personas; los conductores manejaban su transportes en forma muy incívica, pitaban continuamente o no paraban en los pasos de cebra cuando pasando los peatones; y por lo mismo lo ciudad en general era muy ruidosa y ensordecedora.
Las calles estaban plagadas de motos moviéndose por todos lados; y también estaban plagadas de carteles con el nombre BINTANG de la cerveza local.

El hotel que escogimos tenía varios búngalos. El búngalo que escogimos estaba rodeado de un exuberante jardín tropical y se situaba en la cima de un pequeño acantilado de suave pendiente; sus vistas daban hacia el horizonte a lo largo de la espectacular extensión azul del Océano Índico.
Nuestra habitación era espacioso, confortable y con aire acondicionado; su baño privado estaba decorado con los más altos estándares de lujo; los muebles y accesorios eran de estilo moderno combinado con tradicional balinés.
El calor y la humedad del lugar eran pesados y sudábamos en exceso. La playa se encontraba a unos metros de nuestra habitación, la una arena era blanquísima y estaba protegida por un arrecife y el agua estaba clarísima de transparente y de poca profundidad; había que alejarse de la orilla de la playa para nadar a gusto.


Una vez alojados nos dirigimos a la recepción del hotel para cambiar dinero; el recepcionista nos dio la dirección de una oficina de cambio ubicada en el centro de la ciudad; tomamos un taxi que nos dejo allí.
La moneda local de Bali era la rupia; nueve mil cien rupias que equivalían entonces a un dólar australiano; con tanto cambio nos hicimos un lío pues no teníamos un bolso para cargar tanta moneda . Al salir de la oficina de cambio, fuimos acosados por una cantidad insospechada de vendedores ambulantes; se pegaban como moscas ofreciendo su mercancía: había relojes, perfumes, otros ofrecían masajes, ropa etc....

La isla de Bali es una provincia de Indonesia, es la más occidental de todas las islas menores de la Sonda; se encuentra ubicada en una cadena de islas junto Java al oeste y hacia el este con Lombok.

Bali tiene un clima tropical monzónico, su clima es lluvioso de octubre a marzo y es seco de junio a septiembre. Durante el día la temperatura media es de 20 a 33° C, pero las zonas montañosas tienen temperaturas nocturnas muy frías debido a la altitud.
Nosotros llegamos en diciembre y nos tocó la estación lluviosa, pero en Australia es verano que es una temporada apropiada para tomar vacaciones.

 

La población de Bali es más o menos de tres millones de habitantes, y en su capital que es Damsar viven aproximadamente cuatrocientos noventa mil quinientos ahabitantes. La isla es un destino turístico muy conocido al igual que Java; es atractivo por sus bailes, por su escultura, pintura, orfebrería, peletería y un particular estilo musical que se interpreta durante el gamelan.
El gamelán hace referencia a una orquesta pero no al conjunto de músicos, sino concretamente al conjunto de instrumentos que la conforman, y que puede incluir una variedad de instrumentos de percusiones como metalófonos, xilófonos, menbranófonos, gongs, flautas de bambú e instrumentos de cuerda frotada y de cuerdas pulsadas. Los músicos se sientan en el suelo y ejecutan partes entrelazadas conocidas como kotekan que requieren de una gran cooperación y sentido del ritmo. La música de Bali se caracteriza por poseer gran energía, destacando el virtuosismo de la combinación grupal y el logro de matices. La música de gamelán de los indonesios de Bali forma parte de su vida.

Comimos platos tradicionales balineses la mayor parte del tiempo que estuvimos ahí; la comida era fresca con aromas delicados y las presentaciones eran verdaderas obras de arte como el : Ikan Goreng, las crujientes mariposas de bebé pargo frito o asado en el tradicional stylo balinés; el Gado Gado que era una mezcla de verduras al vapor con salsa de maní, huevos duros, galletas de ajo y chalotes fritos.
El Bebek Betutu era pato asado con especias secretas balinesas cubiertas en hojas de plátano. Bebimos el Tuak que era un vino de palma dulce hecho del jugo de la palma de la flor de coco que se almacena durante un mes para su fermentación. Uno de aquellos restaurantes que visitamos tenía un ensamble que incluía una vocalista que recibía el nombre de Pesindhén.
Cuando estábamos en Kuta comíamos en la calle en algún puesto ambulante o warung-, los hay a montón; y podiamos comer a cualquier hora del día o de la noche; había un plato que nos gustaba mucho llamado “Nasi Goreng“, un sabroso plato de arroz con verduras y pollo.

Bali además de ser un destino turístico es un punto de encuentro de mayoristas de moda, de joyería, de calzado, de muebles y de decoración de todo el mundo; ahí compran en la isla para exportar después a a diferentes países.
Para los australianos del ésteBali era un destino turístico muy popular debido a su cercanía, se hacen tres horas y media partiendo dePerth; no es un lugar caro y es de gran oportunidad para comprar muebles y ropa a la medida con telas muy hermosas; sus diseños son muy bellos y los entregan el mismo día.
Más tarde fuimos a una agencia para conocer propuestas de atractivos turísticos para el siguiente día.

 

Por Mercedes Dembo Barcessat
Perth 3 de Septiombre 2014

                                                       

 Merche DemBar
safecreative1409031890366                                                         

Comentarios2

  • El Hombre de la Rosa

    Tiene que ser muy bella esa isla de ensueño por tu hermoso relato amiga Mercedes...
    Un placer haber leido tus letras...
    Saludos desde Torrelavega...
    El Hombre de la Rosa

    • mercedesdembo

      Gracias querido Crispulo, si que lo es vale la pena hacer un viajito, claro que desde aqui es muy cerca y barato. Los balineses son gente muy dulce, respetuosa y sonriente.
      Un abrazo ya vendran los proximos capitulos.

    • Raúl Daniel

      Cómo me hubiera gustado estar contigo en ese maravilloso lugar del mundo!!
      Bello relato.. me lo has hecho vivir..
      Saludos..
      R_D



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.