tigre blanco

Una idea en soledad


Y busco entre la nada
una idea que no ha sido acabada
y ni menos realizada,
por la complejidad de conllevar
en algo que menos nos da.
Adquiriendo así
un frió tenso frenesí
que nos da la oportunidad de huir
para no aferrarnos a la idea de morir
aunque sabemos que algún día tenemos que partir
pero hoy, hoy no me quiero ir.
En un semblante de inquietud
vemos a lo lejos un ataúd
cubierto entre un rojo laúd
decayéndose entre la insurgente plenitud.


Y el cielo se desplomo junto conmigo en un millar de llantos perdidos,
Más mis sentimientos mas profundos sucumbieron una y otra vez,
Buscando están anhelar ese deseo inmenso del morir que siempre comienza en destruir todo mi ser, sin embargo no parte el llanto una fría gota de lluvia en cuatro paredes de un cuarto.


Saliendo de mi mente
algo que ya no quería que me hiciere demente
y sin buscar entre la gente
lo que me faltaba en el presente.
Pero ¿Presente?
para mi ya no es nada aparente
me alenté entre las fauces de la ilusión
para ver si rebusco una canción
que pueda emendar mi corazón.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.