Angst

AJENA

Doncella, eterna flor, mi enamorada

Te fuiste para nunca más besarme,

¿Cuál era la premura al alejarme

Del cosmos y universo en tu mirada?

 

Lamento que por hombre estés amada

Mas debo ya dejar de castigarme,

¿Por qué me es tan difícil resignarme

Sabiendo que con otro estás casada?

 

No quiero padecer esta condena

Y no pretendo hacerte más reclamo,

Yo sé muy bien que no eres mi azucena

 

Robaste a un corazón un frágil tramo

Y no me importa si eres dama ajena,

Porque a pesar del tiempo, aún te amo...

Comentarios5

  • Plinio López

    Es que lo prohibido apasiona siempre. Me gustó tu soneto.
    Saludos amigo.
    Plinio

  • El Hombre de la Rosa

    Una maravilla leer tu hermoso soneto de amor amigo Angst...
    Saludos de afecto y amistad...
    El Hombre de la Rosa

  • Donaciano Bueno

    Bello soneto. No obstante ya sabes lo que dice el refrán: que la mancha de una mora con otra mora se quita.
    Un abrazo

  • Lincol

    Bellos versos de un amor añorado que a pesar del tiempo se resiste a partir y que todavía hoy fluctúan en el corazón.

    Es un placer leerte amigo poeta.

  • Khadija (Alyamar)

    A veces esos amores ajenos.. son los más firmes .. los que se conservan y se guardan mucho tiempo en el alma... placer leerte John

    Apretujadito!!!



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.