oxibitue

A mi hija

Un tercio de mi vida en tu existencia,

Y mi experiencia de vida se ha esfumado.

No encuentro remedio en mi vivencia,

Para charlar contigo a mi costado.

 

Por más que busco en los recuerdos,

De amor, de risa, de todo lo entregado.

Busco, reviso y no me acuerdo,

Si falle, que segundo, de que día te he fallado.

 

No busqué perfección para agradarte.

No vi más allá de mi pequeña.

Que la vida de ser padre, como arte

Te despoja, te da y así te enseña.

 

Mi libertad no quiero para ti,

Y que seas libre, quiero a la vez

Certera contradicción me aflige a mí

Será que está asomando mi vejez?

 

Un tercio de mi vida, que te empuja.

Ya la vida te llama, te deslumbra,

Con amor y libertad ella te embruja.

Ya no soy la llama que te alumbra.

 

No quiero que la vida con sus tretas

El amor me cambie, y me confunda

Ayúdame a sacarnos las caretas,

Y vernos en  tu alma, tan profunda.

 

Tu padre seré, mientras la vida

La luz de tus ojos me regale,

Mi hija serás, niña atrevida

Aunque la parca con su hoz a mi me jale.

 

j.h.

Comentarios4

  • Desafio

    Ser padre o madre es hermoso. No solo les ensenamos a ellos, sino que ellos tambien nos ensenan a nosotros sin que nos demos cuenta. Muy lindo tu poema!

    Que tengas mucha suerte!
    Un abrazo!

  • PoemasDeLaSu

    Es difícil ser padre de adolescentes, si lo sabré yo, pero es fácil emocionarse ante tan hermoso poema.
    un beso enorme

  • Dominatorque

    Sin duda no es fácil ser padre en determinadas edades de los hijos, donde la rebeldía es un continuo achaque donde hay que buscar fuerzas de donde sea .
    Muy interesante tu poema amigo.

    Cuídate, un abrazo.

  • SASI12

    Ahora que soy madre, entiendo a mis padres, cuando somos adolecentes no llegamos a comprender la magnitud de las cosas, de los peligros, queremos comernos el mundo a mordidas, queremos exprerimentar vivencias nuevas, en fin, hasta que no vivimos en carne propia las cosas no las comprendemos...

    Hermosas tus palabras amigo, y ya me tocará vivir todo eso cuando mi hijo llegue a la adolecencia, jaja.

    UN beso



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.