PETALOS DE NOCHE

No nos amamos lo suficiente...


AVISO DE AUSENCIA DE PETALOS DE NOCHE
Sangre oxidada...]




-  Nada es para siempre-

...y siempre es inevitable
   caer
   al exilio del propio pulso

   y envenenarse
                 con la sangre,


pulsar el corazón con analogías del amor,
soñar con los latidos más allá del universo,

chocando el destino con una grave explosión
-un agudo sentimiento nos separa a los dos-

no lo veíamos venir,
ni la necesidad de...,
caer en nuestras mejillas,

                                     era invisible
ver el sentido del cielo
                                derramándose

por ese festival de sombras tan fúnebres e hirientes
nos arrancó el alma del cuerpo,
                                             y cayendo,
                              cayéndose

derramamos los ojos
al silencio de los
colores amargos...,


              gris es...,
ese cielo azulado
abrumado de estrellas
              puntiagudas,

la noche comprime sombras
-juntos los dos

                     un beso 
                     apretó 
                     el sentimiento
                     al pecho,

sentimos el universo ahogar nuestras penumbras y penurias
   a desgarrar ese dolor que tanto nos aleja con el tiempo...,

-una necesidad, un sueño-
ver y sentir a las estrellas
  volar con las mariposas,
         juntas llegar al sol,
y éste le de su bendición...,

mañana ser luciérnagas,
para inventar
              "la esperanza"

   en los frutos del árbol
 que infelizmente siente
la sequía
      de los sentimientos

que va soñando
          de fruta en fruta

el amor que alguna vez 
fue más
          que una palabra-


-El sol no dura para siempre, y en los hijos, pequeños hijos, hay pequeñas luces que aún le dan vida al silencio de las sombras- la noche.

 







Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.