Eduardo A

Sueños cabalgantes.

En la mayoría de las comunidades el afán de superación personal se superpone al bienestar general. Nos impulsa a revisar y re-estructurar nuestros vínculos para alcanzar los sueños dormidos.

Suelen quedar muy atrás quienes nos acompañaron, los que fueron parte de nosotros. El yoísmo impone, para aquellos, nuevas reglas, inaccesibles aunque re-vestidas de excelencia.

 

El problema es, despertar.-



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.