IsaDC93

LA ROSA CON VERDES ESPINAS

Una rosa roja con verdes

Espinas que en los dedos se

Me clavan en las manos como

Si de clavos se trataran haciendo

Brotar sangre como una pequeña fuente

 

Un hermoso niño mirome mientras

Agarraba la rosa quitandomela de las

Manos y sin el saber que las espinas

Se le clavarían en las pequeñas  manos

 

Apreto bien fuerte la rosa que sus

preciosas manos se convirtieron

 en una fuente de sangre que a

chorro sale

 

¡Mama!, el niño grita extendiendo

Sus manitas para mostrarla lo que le

Pasaba, vendole su madre las manos

Para que la sangre se cortara.

 

 

 

 

 

 

 

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.