Esteban Mario Couceyro

Los por qué de cada cosa

Hace ya tiempo que estoy viviendo
sin saber los porqué de cada cosa
hace tiempo que ya deje de preguntarme
como si fuese necesario, que yo supiese
si fuese necesario ser Dios, en este juego.

Mi primera gran derrota
fue el tejido de mi madre, jamás pude interpretarlo
la música y sus códigos
y mi mente de infinitos caminos
que es un edificio con muchas puertas
y temo abrirlas todas
pues creo que una…
una franquea, el abismo insondable
de la locura.

Hace tiempo que estoy viviendo
recorriendo mis propios caminos
algunos llenos de sol
y otros en penumbras
que me hacen ir a tientas, como un ciego
esperando lo peor de cada paso.

Pero cuando el sol inunda mi camino
el paso se llena de pájaros
y canciones del viento en los árboles
es cuando estoy seguro de llegar
al manantial del amor
de sumergirme en la mirada de ella
detener el tiempo, del primer suspiro
y suspenderme en los espacios de la nada
perpetuando, el mismo beso desesperado.

 

Comentarios3

  • El Hombre de la Rosa

    Una hermosa muestra de tu talento poetico amigo Esteban
    Un placer leerte...
    Saludos españoles de Críspulo

    • Esteban Mario Couceyro

      Don Críspulo, es un honor su calificación de mis letras. Las mismas reflejan mis preguntas por tantas cosas de la vida. Con los años he comprendido que no es necesario saber todo, aunque el conocimiento de "algo", me tranquiliza.
      Hace rato ya, que no pretendo ser Dios.
      Un abrazo
      Esteban

    • Isis M

      Leido y confirmado...nadie sabe aun el por que de las cosas? intenso poema...me ha gustado amigo...que se repita!
      saludos

      • Esteban Mario Couceyro

        Estimada Soñadora, tantas puertas he abierto a lo largo de mi vida, que ya no me asustan, a pesar que alguna, puede no ser conveniente.
        Y las preguntas, disfrazan por lo general una inseguridad humana, que la representamos en Dios.
        Un saludo desde el sur
        Esteban

      • Beatriz Blanca

        Mejor no hacerse preguntas mientras abrimos las puertas de la vida y las del amor. Todo debe fluir y nosotros nos debemos dejar llevar por ese fluir. Todavía no haz abierto todas las puertas pues aún estás vivo. Complejo pero bueno tu poema.
        Un abrazo amigo.

        • Esteban Mario Couceyro

          Quizá soy yo el complejo..., las puertas son mi pasión, aunque no todas son convenientes.
          Un abrazo
          Esteban



        Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.