Octavio Márquez

Poiesis



Baile de tinta y 

nimbos ajetreados

al compás de las 

estocadas sobre el lienzo de

un retazo de carne con hueso.

 

Sangre de un dios efímero

que se recrea y retuerce sobre

sí misma en brazos de fuego

multiforme.

 

Asciende y se ensancha para

alcanzar los brazos de urano.

Asa para beber ojos en ambrosía,

manos que se abrazan con indecible

fuerza.

 

Grito de violín en éxtasis,

vendaval de alaridos y orgasmos

condensados en un pincel,

un parpadeo, un aliento,

una contracción, un latido,

una sonrisa, un génesis.

 

                                                                    Octavio Aldebarán Márquez

 

 

Comentarios1

  • El Hombre de la Rosa

    Con placer me detengo enamorado de tus lindas estrofas amigo Octavio...
    Un grato placer leer tus letras...
    Saludos de afecto y amistad...
    El Hombre de la Rosa...

    • Octavio Márquez

      Muchas gracias por tu comentario. Me alegra inmensamente que te haya gustado. Saludos y un fuerte abrazo.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.