Lincoyan del Rosario

CIRUELA DE VENUS

Exploro el  saber cultivar al sembrar  de maravilla para ver el sol girar,  el florecer de rosas es arrebatado  a preguntas al disgregar sus pétalos en sabanas que ocultan las espinas mártires, naranjos pintan de color al viento y respiro su aroma cítrico parte de mi esta en otra vida de la naranja.

En la  luna láctea explotan las minas de queso, y de su seno combustible fósil de leche baña los cielos, luceros de destello brillan colapsando a primera vista.

El en lugar más árido de la tierra  crece los minerales  de yacimientos alquímicos, en el desierto del sistema solar nace el fruto del placer al padecer alucinación por comer de los montes una ciruela de venus, granos de tiempo al viaje luz por segundos llegan a tu constelación.

 

LINCOYAN DEL ROSARIO



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.