ermanue

DE SIRENA DISFRAZADO



 

¡No!

Otra vez me equivoqué, 

me enamoré de una niña

creyéndola una mujer.

Es preciosa... eso engancha.

Sus ojos, cielo al mirarla

que embruja tu corazón

adueñándose tu alma.

¡Todo!

Todo, eso que has querido,

aquello no realizado...

te lo entrega sin dudarlo

haciendo de ti su esclavo.

No quieres ver la verdad,

ciego sigues a su lado

obteniendo esos placeres

que te regala el diablo.

Cuando despiertas del sueño

que te adormeció su encanto,

sientes el frío de cadenas

que a ella te encadenaron.

Miras atrás, sin embargo

ella consigue que todo

sea más bello a su lado.

Has caído prisionero del dulce

sabor amargo que satanás

te entregó de sirena disfrazado.

(ermanué)

Comentarios1

  • El Hombre de la Rosa

    Una hermosa y bella poesía amigo Ermanue
    Muy grata la lectura de tus letras...
    Saludos de afecto y amistad
    El Hombre de la Rosa



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.