mateoserafini

Balbuceo a la Luna

Otra noche que hablo con la luna desde mi ventana.                                         

Otra vez esperando el alba, el inicio de otra jornada.

Otro vaso se vacía, pero no amortigua el mañana.

Otro viento que acaricia y transporta para el Sur.

 

Otra luz me cega, me engaña y me deja.                                                        

Otro viaje que me aleja de esta pena,

Crea esperanza, solo un instante no tengo

Peso (el resto tropiezo tras tropiezo).

 

Otro esfuerzo que es en vano,                                                                          

Abulia como suero porque nada pasa.

Otra charla con mi hermano, Se abrazan

Risas y sonrisas en forma de regalo.

 

Otra rima se asoma, enamora y se esconde.                                                   

Otro ruido alerta a mi corazón.

Otro paseo por los pasillos, que mata

Al tiempo y pisotea tanto amor.

 

Otra vez me escondo tras un cerrojo,                                                                 

Caigo hondo y me hundo en un universo.

Otra noche que me acuesto y busco dormir,

Termino más despierto y con menos para decir.

 

Otro trabajo que pospongo,                                                                                 

Otro libro que a medias abandono.

Otra corazonada aconseja, no hago caso,

No hago nada y termina en otro fracaso.

 

Otra vez el alba espía por las rendijas del postigo.                                           

Otra vez el alma escurre en un papel su castigo.

Otro olvido que me entrega mas sentido.

Otro latido es amor para lo vivido.

 

Otra vez niebla que limita la visión.

Otra vez hambre que termina en atracón,

Otra vuelta en un barco, a la deriva,

Tirado en un colchón.                                                                                           

 

 

Otra vez, esclavo de tu brillo;

Otra vez, se te cae un gajo;

Otra vez, sobrevivir es un trabajo;

Otra vez atado al silencio de los grillos.

 

Otra ilusión que cambio por tristeza y evolución,

Otra canción me descubre una sensación.

Otra noche me aburre la costumbre y huyo

De sonidos desconocidos de un lugar oscuro.

 

Me escurro, me hacen temblar y dudo,

Si existe esa estrella fugaz con la que discuto

Que canta sobre su paz, sin gravedad,

Esquivando esta tormenta de conciencias y humo.

 

Otra noche soy esa ruta desierta,

A oscuras, en mi grieta de ignorancia,

Se arrugan tras una infancia

Que no habla, ni se despierta.

 

 

Otra noche hablando con la luna,

En la que la bruma tapa mis pensamientos.

Otra vez siento que esto es una lucha,

Mientras se ocultan tantos deseos.

 

Otro recuerdo en forma de puntada desespera,

Otra vuelta en mi cama me ata y no deja dormir.

Otro cimiento lastima, pero es tarde para corregir.

Otra saliva es mastica, se oxida y se traga.

 

Otra lágrima no se desliza por mi mejilla,

Aparece en forma de daga por ser demasiado tímida.

Otro café que trae más vida,

Otra noche a solas que parece un cuento.

 

Otra noche como muerto, empieza viendo

El anocheces desde una obligación,

Otro amanecer que es un renacimiento,

Tras sentimientos que tapan mi razón.

 

Otra esfinge se posa en mi lecho,

Otro lince reposa en un recuerdo,

Otra vez siento culpa, aunque sea un tercero.

Otra noche eterna que parece un parpadeo.

 

Solo otra noche que se confunde con el resto,

Se consume y se funde entre tristezas y carcajadas.

Otra tentación termina siendo lúgubre,

Ya no reluce, solo se hace maleza sobre mi alma.

Comentarios3

  • El Hombre de la Rosa

    Una hermosa belleza tu gran poema filosofico estimado poeta y amigo Mateoserafini...
    Muy linda su lectura
    Saludos de amistad de Críspulo

  • Alejandrina

    Cuanta nostalgia he introspección confesadas a la luna ,
    me encantó la melancolía del coloquio.
    Saludos de Alejandrina.

  • bero luna

    Hay un dejo de tristezas en tus lineas, mezcladas con un ritmo precioso, mucha poesía, la falta del amor muchas veces produce eso, un consejo:
    desde allí, desde tu ventana, donde balbuceas con la luna en timideces, oblígate a cantarle, es decir no dejes nada inconcluso.
    Aunque el desamor llegue, oblígate a ir siempre más allá.


    Muchos saludos,

    Bero.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.