Andrea Valentina

Solo se puede iluminar a costa de arder. V.Frankl



Se construye la sonrisa,

los dientes funda a funda,

desdentado el amor se reconstruye.

Paredes.

Encía vencida, encía a encía, vencida NO.

Vuelven los contadores a cero,

uno se olvida como era sonreír a boca de jarro,

abiertas las ganas, la sonrisa se olvida,

se olvidaba también que mimos, que mínimos de siempre,

de cotidianeidad, y qUe de barro nUnca se hace alimento,

mientras puertas afuera por puertas adentro se trocan,

se caen dientes,

se amuran,

se amoran,

elijen,

dictaminan,,

velas al viento, velas al tiempo, pero abrazado uno a lo que madre,

pero amparado en lo que padre

y uno, unodostres no más,

con hijo, sonrisa, amor y bien vivir, se anima

y por fin, una vez más, sonríe.

Comentarios3

  • Raúl Daniel

    Una vez más sonríe..
    pero la sonrisa ya no es la misma..
    Buena tu historia..
    Saludos
    R_D

  • Paco Jose Gonzalez

    Hermoso y cierto.

  • El Hombre de la Rosa

    La filosofia alumbran tus bellas estrofas amiga Vatinita
    Muy linda su lectura
    Saludos de amistad de Críspulo



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.