Tyr

Otra divagacion comunitaria



Hoy en dia sobran motivos para enamorarse ya que en estas fechas cada dia la luz lucha por brillar mas y cegar con conocimientos a los que de ella se puedan aprovechar, sin embargo las decadas y centurias hacen de todo concepto y abstraccion algo mas simple para quien las estudia y mas complicado para quien las vive, en este caso encontramos que hay mas tipos de luz que la que conocemos por el concepto del blanco  ya que existen matices que te hacen olvidar los colores hasta el punto en que todo lo ves negro y no por falta de vision, sino por un enfoque distinto de la pupila sensitiva de tu mente que observa esta vez las mismas calles, los mismos pasajes y las mismas avenidas teniendo en cuenta una realidad mas oscura como es en el caso del municipio en el que vivo en donde cuando camino con la ignorancia como pupilente  todo parece tan normal, tanto asi que hasta los graffitis en las calles se pasan por alto tomandolos como parte del paisaje, la ignorancia es una especia de luz que ilumina solo el rumbo de quien la usa para los fines mas comunes y cotidianos que traen el vivir un dia a dia, sin embargo, cuando se ha vivido lo suficiente como para comprender con las propias manos que las calles tambien estan llenas de oscuridad uno observa con cierta profundidad que hace ver oscura cada cosa porque mas atras de su imagen frontal existe una historia que te cuenta con detalles el devenir de muchas vidas que atraves de la delincuencia, desigualdad social, costumbres o simple vanidad llevan a los protagonistas de esa pelicula prohibida de las calles una realidad en donde se consideran a si mismos muertos en vida porque existe de antemano quienes desean ver su cabeza cortada y en un palo, y estos protagonistas aprenden a vivir con ese hecho y a desear lo mismo para los que llaman sus rivales, que siempre existen por algun motivo de balanceo inequivoco en el que ciertos sectores de la ciudad son contrarios los unos con los otros, fuere por motivos meramente territoriales o por el fenomeno de las pandillas que en mi pais y algunos otros de centro america ( no se si mas alla tambien) han llegado a ser como terror de los habitantes civiles de muchas residenciales y colonias en donde las balas se escuchan a lo lejos aunque uno este en la tranquilidad de su casa y los problemas no se hacen esperar para los inocentes con tal de transmitir el mensaje de que en "X" territorio, manda "X" grupo.

 

Es triste ver la realidad desde ese punto de vista y mas aun verlo desde adentro en donde una oscuridad lugubre y altamente psicopatica y psicologica se apodera del inconciente colectivo de cualquier grupo o pandilla que se proponga aterrorizar las calles y en mi pais han llegado a un punto en que dejaron de ser pandillas y se convirtieron en minimafias con un grado de organizacion peligroso para cualquier pais.

 

A veces pienso en el pasado de mi pais, mientras estudio un poco de historia y me alimento de los hechos de aquel entonces en donde existian los grupos para-militares y un grupo que se llamo Guardia Nacional que se encargaban de estos temas y eran el terror de los criminales, cualquiera pensaria que segun los derechos humanos que son unilaterales porque se respetan solo cuando se reciben, sin embargo quien se beneficia de ellos no esta, ni garantiza a nadie que los va a respetar y es ahi en donde hay tanto asesino vivo y hasta suelto que apela a sus derechos humanos para no ser eliminado como se hacia a la antigua en el oscuro pasado lleno de secretos de mi pais.

 

Pienso en que tambien son humanos pero, habiendolos conocido en persona, he reconocido que van perdiendo su humanidad fundado sus creencias en una entidad invisible a la que le son leales hasta matar y algunos hasta morir, acostumbrados a las vibraciones mas bajas amplificadas por drogas y la adrenalina que no los suelta en su eterna pelea contra el rival y contra el gobierno que sea como sea siempre van a ser los enemigos del pueblo no reconocido. Vivir y convivir entre esos estratos es sentir el terror que todos manejan hacia el mismo grupo, porque saben que una falta les puede costar morir y ese terror al verse obligados a mostrar fortaleza, navega en el aire, respirado y percibido solo por quienes son concientes de lo que significa una calle en especifico, o una imagen en la pared.

 

Espero algun dia poder hacer algo por esta situacion, que cada vez parece evolucionar mas hasta lugares tan profundos como los escaños de la legislacion, en donde los placeres de la pobreza cobran su peaje a los de cuello blanco que los consumen al precio del anonimato, el dinero y la proteccion que conllevan a un negocio redondo que cada vez va callendo mas bajo trayendo parte del pais consigo, aunque esta vez quiza sea diferente....



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.