PETALOS DE NOCHE

A Vallejo que no lo conozco como tampoco a Nicanor Parra...


AVISO DE AUSENCIA DE PETALOS DE NOCHE
Sangre oxidada...]

 

[Déjate despertar, abre] relajadamente el vértice de tus ojos
                                    invoca mi nombre
[Sin despertar el cuerpo]
                                    siéntete cómodo- 

     Toma contaminación,
exhala poesía -inspírate-

    Solamente "un ratito"
"siéntete como en casa"

... de las costillas que cortan el césped,

"chucha" Nicanor ha cumplido un centenario,
                   cuánto tiempo ha pasado,
                   que he cerrado la mirada
                   en el último antes de ayer
                   donde mi expresión fugitiva
                   se ahogaba con [la-el] mañana...

[...] de las costillas que cortan el descanso,

"Chupalla" Vallejo está en prisión...,
                      el silencio acota el sufrimiento
                      el frío paso del tiempo
                                         -Acrecienta-
                                         [las razones pa']
                                                       meditar

                                                       de un momento mejor
                      el cielo pegado en este conmovedor claustro
                      mirar las flores cubrirse de un verdor humedecido por la paz
                      de ruin metálico sonido de las aspas que sacuden las venas
                      cuando intento ahogar un latido en la sangre
                      y mi llanto cobija la desesperación del presente
                      tratando de mutilar el reloj sin tener culpa alguna-
"he sido apresado una vez más...]
injusticia en la carne y la masa
donde mi alma, mi olvidada alma
escupe-exhala el oxígeno de "Trilce"


...las costillas cortan el césped,

como el giro de un helicóptero esta mi torso

untando las aspas en el cortar de tu piel maquillada
por las huellas amuebladas en fotografías recicladas...

-tanto te amo- que oprimo mi corazón doliente a un [casi] paro cardíaco
¡No quiero sufrir...,
pero me haces tanto mal estando tan lejos,
tan lejos de [mi] soledad]
            aquí donde celebró el viajar de mis ojos enfermos
al desvalijar de mi viaje embutido a la tumba de los sueños

o no1- no quiero imaginar, -no- quiero dormir, ni recostarme en mi cuerpo,
   no otra vez obligarme a soñar
c
u
a
n
d
o

una vez el amanecer estaba tan cerca

          tan cerca de nuestros dos ojos
y era una mirada,
depositaste el reflejo del adiós...]
una mirada mirando como el universo se cae a pedazos
                         y el silencio juntamente con los gritos
                                 despertaban el más bello adagio 
         publicando el punto final de tantos desconocidos,
-que no he conocido-
ni en la muerte, ni en vida,
                                      y ahora,
                                      someto a tormento,
escribir sus nombres tachados de mariposas y tantos talentos
                                        como susurros lentos y alargados

                                      balbucear otra vez entre versos
                                           el dolor y el sufrimiento
                                      entre mis dientes masticando el vacío
                                                    rechinando la sangre
                                                       y..., enfrascando 
                                            quiz+as
                                     esta libertad
               de inspiración que no tengo,
porque ya, están y estarán esclavizadas(dos)
una y otra vez por
                         el poder de la palabra...










Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.