Arenita.

Enfrentamiento

Ayer tuve que enfrentarme al espejo;

yo supe que no era fácil

y no

no lo fue para nada.

Juré que las manos frugales de la hoguera

por poco, muy poco... me tocaban,

y sé

sé que lo hicieron, volcadas en sigilo.

Qué terrible, qué terrible...

advertirse a sí mismo las jugadas

que damos, porque sí, porque debemos.

 

No tenía en mucho que enfrentarme,

como ayer al espejo.

Soportar la mirada necia y penetrante,

que es ajenamente mía,

que fríamente arde.

 

Fue implacable verte en las grietas,

escondida como la arena del vidrio.

 

Advertida, tú igual jugaste la suerte

y perdiste, amor, perdiste...

no por decir todo, aunque así sea,

porque sé bien que no soy tu todo

y por eso todo lo perdiste.

Y todo eso lo vi en el espejo

me vi más fría, más vieja...

pero no vieja en la cara,

era la vejez sin reparo,

era la vejez del alma.

 

Eso me lo advirtió el espejo...

sí, sí lo hizo, amor

aunque le hiciera caso,

y no.

Comentarios4

  • El Hombre de la Rosa

    La tristeza embarga tu corazón y me aporta sentimientos dispares de tu sed de enamorar la vida amiga Arenita
    Un placer leer tus versos...
    Un saludo de afecto y amistad...
    El Hombre de la Rosa

  • bambam

    Letras que llegan al corazón amiga Arenita
    besos y sonrisas
    bambam

  • PETALOS DE NOCHE

    Que crudeza..., pero, tiene algo, tu lenguaje no es excelso..., pero, es profundo...,
    del alma
    así lo siento...

  • Lincol

    Bella expresión mi estimada amiga.

    Un placer pasar por tus letras.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.