le mont blanc

PIENSO.

 

 

Pienso en aquel obsceno beso

gemir de lirios entre tus manos,

aliento mandrágora

que embriaga mi corazón.

falena de misterioso vuelo,

que perturba mi razón.

¿Qué deseas de mi?

si en ti muerto estoy.

Ya ni recuerdo el tiempo que ha pasado,

cuando tu incomprensible capricho

decapitó mi derecho al amor.

Bien lo sabes, que por tu decisión, 

estoy condenado a ser el poeta del dolor.

En penumbras, en la soledad de mi cuarto,

veo como por detrás de la puerta,

tu sombra dialoga con la  mía,

se besan.

De repente tu sombra,

se transforma en gotitas de luz,

y la mía como siempre,

 estúpidamente se desmaya

por debajo de la gris alfombra.

Otra vez la soledad,

a la espera de una nueva noche,

ella, bien lo sabe, que la ventana de mi alma,

no tiene vidrios.

 

 

L.M

 

 

Comentarios2

  • CARMEN DIEZ TORIO

    Ay dulce poeta que tristes son tus versos ,que triste es que el amor te condene a ser el poeta del dolor. Cuando el amor siempre tiene que ser luz que alumbre nuestro camino y nos haga renacer cada día de nuevo llenos de ilusión. Un beso muy grande.

    • le mont blanc

      Te Quiero
      Gracias.....

      Yo

    • El Hombre de la Rosa

      Tienes que levantar el animo y entrar en el lado positivo de la vida y del amor estimado amigo L. M.
      Un placer leer tus versos
      El Hombre de la Rosa

      • le mont blanc

        Gracias amigo y maestro

        L.M



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.