Esteban Mario Couceyro

Alma y cuerpo

Caes, siempre caes

en el enigma de tus ojos

tu boca abierta

abandona el placer.

 

Y mi alma

hecha cuerpo

se sumerge

en el mar oscuro

de la pasión.

 

He muerto en ti

desciendo, abandonado

escapándose la vida

en definitiva acción

inútil esfuerzo

repetido al infinito

en amaneceres

de ojos claros

y una boca implorante

de mi alma y cuerpo.

Comentarios2

  • Darkness.cl

    Bella y profunda la música de tus versos amigo...
    Siempre grato leerte...recibe mi abrazo.
    Nancy

  • Beatriz Blanca

    He regresado a tus letras luego de un paréntesis.
    Tus poemas de amor me suenan a reclamos de un alma dulce y tierna
    que se hunde fácilmente en las tormentas. Pero ese es mi parecer y tú es muy probable que no coincidas.
    Me agrada visitarte, un saludo de día lunes.

    • Esteban Mario Couceyro

      Estimada Beatriz, el enamorado es un eterno inseguro de su capital, el amor. La obsesión inunda hasta el ahogo, por eso es que el enamorado, pide más, más del total.
      Esa vicisitud del amor, hace interesante la eterna lucha, el amor bucólico y pleno, puede resultar aburrido, aunque resulte cómodo al alma.
      Si calificas al autor por lo dicho, puede que sea así.
      Hasta ahora, en las tormentas, floto como un corcho, es poco poético, pero es así.
      Un abrazo sincero
      Esteban



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.