Rigodo

LEJOS DE DIOS

Ahogado en mis lamentos

en mis esperanzas sombrias.

Enredado en mis pensamientos

lejos de todo

en mi profunda soledad.

Una presencia extraña

me abruma.

Largamente grito

mi furia triste

desbocado,violento

hacia el cielo.

¡ Tu que estas ahi

tan lejos como ahora !

¿ Me miras y sonries serenamente ?

Mientras mi alma sufre de dolor

como la zarza ardiente

que olvidaste apagar.

¡ Tu que estas ahi

tan lejos como ahora !

¿ Tres dias no bastaron

en las entrañas de mi cuerpo ?

El hijo por el padre.

La muerte por la salvacion.

Dios por el hombre.

¡ DIOOOOS.... !

Nos has condenado

y hemos muerto

el mismo dia en que nacimos;

entonces

¡ Que te debo,que te debo !

Dios

el hombre no puede seguir siendo

el eco de dolor eterno

de lo que sufrio tu hijo

en la cruz.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.