Aaron Krauss

Tristeza por Mabelle

Mañana de sol simplísimo, sin crepúsculo, sin nubes.

Árida de encanto. Pobre en adornos.

 

Ya no está su cuerpo ni el beso que me daba.

Se perdió su mano dulce.

 

Amar es un capricho; vivir es una estaca.

Y el diluvio asedia la mirada.

 

¿Dónde suenan sus ecos tiernos?
¿Qué amor se deshace por su cuerpo?

Ya no cuento los días que perdimos

ni camelo más el aroma de su cuello.

 

Ya no miro entre la negrura su figura blanca;

no respiro la vida de su nombre.

 

Se perdió entre la bruma de un amor difuso

como la hormiga que entra al pasto.

 

Ya no están su senos finos.

Ya no esta su pubis claro.

 

Y mis deseos se van con ella.

 

Se van con su cuerpo ario

y también se va mi vida.

 

 

 

Comentarios1

  • maka triste

    bello tu poema amigo...... deja entrever una tristeza por la partida del ser amado.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.