Galilea Quintero

carta 3 ... SI. EL

Si. El invadió mi espacio; el, descifró la esencia 

de mi ser, el, encontró mi alma vagabunda,

perdida, vacía. 

 

Pero El,  me tomó en sus brazos, 

el me amó esta noche y no se fue al amanecer, 

se quedó para calmar mis miedos y encender mis

pasiones infinitas.

 

 

 

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.