Dack

Concierto

Cada noche hacemos un concierto,

recorriendo el escenario nocturno bajo la luz de las estrellas,
en perfecta sincronía ejecutando una sensual melodía;
marcando cada paso al compás de tus caderas.
Tu cuerpo haciendo música virtuosa
y el mío siguiendo el ritmo sin perder una sola nota,
en un recital de amor apasionado.

Comentarios1

  • anbel

    Me ha encantado.Espero que el recital se repita en muchas ocasiones.Un saludo.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.