iamCharles66

A tu vera

No sé si ese corazón late más despacio sin mí,
el mío muere por no mostrarse reacio a vivir.
Aunque siga sin noticias de tu paradero,
mis peores fantasmas creo que ya se fueron.
Se diluyen las señales bajo tu falda,
pero cómo olvidar si hasta dormido me faltas.


Los árboles de este parque parecen volcanes,
y en su lava se encienden mis ganas de besarte.
Leí que estábamos hechos de recuerdos,
el ron se hunde escandaloso en la garganta.
Diez mil células muertas, el deseo ametralla
en los dedos que acarician otra botella helada.
No, ya sé que no todo es drama pero, preciosa,
nunca apestao a muerte tu agujero.
La civilización fluye sobre ríos de sangre,
tu antoja es imposible como que Israel se desarme.
La mejor tripulación no tiene puerto, la marea más alta ha muerto,
nada acaba si el amor no está muerto.


Nací con malas cartas me iré con un as,
quien sabe a qué sabe la rutina que desayunas.
He descansado en los brazos de un ángel,
le ha cortado mi vida en los brazos del peor demonio.
Busqué en el limbo lo que ambos no cuentan,
pero sólo soy yo cuando los tres se mezclan.
Descifro la pesadilla que me despierta,
cómo no aprender a volar en una casa sin puertas.
Hace ya mucho que no lloro por tonterías,
al fin y al cabo crecer es afrontar más noches frías.



Y me dejé cortar por el filo de la madrugada.
Sólo mi sangre podía mostraba dónde habitaba.
No sé si estaba predestinado a esto.
Si de pequeño ya andaba hacia donde me acuesto.
¿Qué es eso que me observa? Hecho más de menos a mi perro que a colegas de mierda.
Allí donde estés sigue ladrando a mis demonios,
a ti qué más te daba que no estuviera sobrio.
Cuando la noche pierda la poca piedad que le queda,
no importará, porque ya será de día tu vera.


Alguien debe andar suicidándose ahora mismo,
otros pegando el polvo de su vida
o enloqueciendo por desamor o pesando,
idéntica movida, qué cosas tiene el planeta guerra.
Es el cosmos quien me entierro y no tu jodida funeraria frívola y usurera.
Tomé alucinógenos en un bosque con lobos.
Que me devoren, no quiero un cementerio de locos,
oigo los pasos de la diosa nada en el pasillo.
Qué hay de malo en las revoluciones que admiro,
me saco las garras del fracaso.
La herida es el triunfo. Orgulloso de no haber ganado.
Competiciones sin sentido idas de madre.
Yo soy hijo de algo que ahora mismo nace.
El destino es el tumor del presente.
Hola escalofrío, encantao de conocerte.



Fue la cocaína la que despertó a la bella durmiente,
no el beso de aquel que idealiza siempre.
Yo tan realista necesito evadirme,
la verdad objetiva es el más macabro crimen.
Lo que merece ser recordao al alba,
sin haber dormido es lo poco que se salva.
Eh, el alcohol no arregla nada,
me dijeron a quien no bebía no tienen ni idea como estallaba.
Ven a buscarme al amanecer que menos lo espere,
será que más lo valore, dejaré de beber nieve.
Su crueldad no acaba con lo que queda de bondad,
esta carcajada es la excusa pa no llorar.
Puedo darte flores aunque lleve una corona de cactus.



Lo que merece ser recordado al alba,
sin haber dormido es lo que realmente se salva.
Cuando la noche pierda la poca piedad que le queda,
no importará, porque ya será de día tu vera.

 

AUTOR: PABLO HASEL
(para escuchar canción en piano, copia y pega este enlace)
http://www.youtube.com/watch?v=W6ThWSDhyR8

Comentarios1

  • mariarl

    huy que poema tan desazonado



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.