Nabetse

Debastado

No soy yo el  que me habla, es un extraño

poseído por la rabia, endemoniado, recostado en mi cama,

encerrado en mi mente,

siempre cubriendo tus palabras

como oscuras hojas de la noche,

la monotonía se apodero de ti, de mi, del mundo,

he derramado en un sin fin de palabras en la tierra,

que dan el sonido final a mi soledad,

ese sonido es el chorro dolor que se desborda en mi interior,

siempre esperando verlo secar,

solo veo mi reflejo encharcado en la tierra y nada más,

me siento extrañado, desilusionado, devastado.

Comentarios2

  • GuillermoO

    Esteban:
    me gusto mucho tu trabajo poetico; muy bien descritas las emociones y los estados de animo; si algo tendria que decir, es que me dio la sensacion de que se acabara de golpe, como si necesitara algo mas de desarrollo.
    Guillermo
    Un abrazo desde >>Buenos Aires

  • Isis M

    Poeta...dolido y encerrado y sobre todo:
    "poseĆ­do por la rabia, endemoniado" ha dicho usted de su sentir,
    que a la lectura duele el amor.....saludos




Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.