RICARDO ALVAREZ

FRESAS EN MI VIENTRE

 

Bajo la espesa fronda de pinos verdes
en copa, el pastizal invita a la siesta.
El cielo es un domo de bronce repicando campanas,
tintineo bruñido en aguas claras y
el lago trazo de ribera, labios en creces/

Desvelo de paisaje, 
ojo de escultura celeste.
En secreto vuelo de polvo se erige la geografía.
Calma de pájaros prematuros,
condensado trino de fiesta
en nuestro sargazo/

Estalló la piel en grito,
razón sin lógica, 
solo reflejo de instinto.
Mi pulso de ternura era latido congestionado,
mapa vibrante de incendio.
Hoja de otoño, viento, 
dibujo primaveral, mariposa serpentina.

La noche caía temprana en la voz del secuestro
develando horizontes íntimos de pulcras sentinas.

Sobre mi mano iban anocheciendo tus gestos
en la liturgia del vapor eras ojo de opalina.
Tus pestañas de esmeraldas acopiaban las espigas,
dorada piel fina ibas descendiendo las cortinas 
hasta impregnar con fresas labios cruzándonos de besos/



Todos los derechos registrados en Safe Creative & Published Word Press Poetry

Comentarios2

  • El Hombre de la Rosa

    Un apasionado poema de amor y sentimiento amigo Ricardo
    Un placer leer tus versos
    Críspulo

    • RICARDO ALVAREZ

      mi total agradecimiento amigo. mis saludos con afecto críspulo

    • Isis M

      fresas...invita como toda fruta a degustarlas y el poema mas aun...lindo, saludos

      • RICARDO ALVAREZ

        gracias soñadora. mis saludos para vos



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.