kafkegard

Una más, mujer

¡Ay mujeres!

Por naturaleza cautivadoras,

feminidades atrayentes

observo, encuentro

horas tras horas,

entre millones.

 

Hermosos semblantes,

figuras sensuales,

son una más,

un complemento social.

 

Orgullosas y fatigantes

de sed insaciable,

nos muestran una cara,

amigable, apacible

y por la espalda

nos hieren con el sable.

Comentarios1

  • El Hombre de la Rosa

    Latente y preciado tu hermoso poema de amor amigo Kafkegard...
    Grata su lectura amigo...
    Un abrazo de amistad de:
    Críspulo Cortés Cortés
    El Hombre de la Rosa



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.