Hija del Sol

AGONÍA…

***********************************************************************

 

 

AGONÍA…

 

Cuánta agonía del tiempo…

Éste, entregado a los designios del tic tac,

 lloraba amargamente sus penas

y mientras sudaba… iba rumbo al vacío…

sabía que era su momento letal.

La “oportunidad”, esa que tantas veces le acompañó

y tantas lecciones enseñó,

también se iría con él

y en ese inconsolable transitar

casi colgados de un eco sempiterno,

fueron desfilando uno a uno todos los tormentos,

como mil viudas de un solo muerto

y así, una vez más, la oportunidad hacía de las suyas:

 

¡En cuántos labios fuiste complaciente

y en cuántos de ellos, a una triste historia renunciaste,

cuántas sonrisas dejaste pendiente

y a cuántas de ellas la mirada les robaste!

 

¡Cuántos abrazos negaste

o cuánto de ti en ellos entregaste…

Cuántos perdones permitiste ahogarse

o en cuántos de ellos tú te ahorcaste!

 

¡Cuántas traiciones “ella” descubrió

y cuántas más tuvo que sepultar,

cuánta maldad “ella” condenó,

y quién sabe, cuánta dejó escapar…

En cuántos fracasos se hizo presente

golpeando fuerte y repetidamente…!

 

Y hasta de éxito se vistió en la vida,

haciéndose presente también para premiar.

¡Cuánta palabra en su justa medida fue concedida

y cuánta en su camino, faltó por declarar…!

 

Y hoy, aún sabiendo de esos ayeres que “ella” entregó,

todavía queda reprimido en el ser, un gesto indiferente,

porque no se pronuncia la última palabra

que en vida se ha de pronunciar.

Pero “ella”, sabiamente al tiempo le sabe jugar,

por eso le llaman “oportunidad”

y ahí está con el tiempo, fielmente latiendo y escribiendo…

sobre la pálida y consternada mirada,

con lágrimas de sangre y con el pecho oprimido…

rasgándose la dermis desde sus entrañas,

en esta, su última morada en la tierra,

hurgando el corazón… agonizando en vida

o tal vez, para siempre.

 

Escrito quedará:

“Siempre hubo una nueva oportunidad para amar

y con el tiempo, “ella” todo pudo conceder;

en paz ha de partir quien la consiguió abrazar

 o en lo breve de un suspiro, lo alcanzó a entender”

 

 

Hija del Sol

© Derechos de Propiedad Intelectual Reservados

***********************************************************************

 

Comentarios4

  • VOZDETRUENO

    Que hermosa oportunidad de leerte, apreciar tu luminosidad de poetisa, tu belleza interna, la externa ni se diga, tu versar es combustible para un domingo dichoso. Uyy, ya sólo falta decir que te amo, verdad? :D

    Besos

  • El Hombre de la Rosa

    La belleza vierte tu gracil pluma sobre tus versos amiga Lislis
    Un placer leerte
    Un abrazo cordial de tu amigo Críspulo

  • FENIZ

    tus versos es un rumor de dulce amor, va mostrando estaciones primaverales bajo el árbol de los sueños, nos remonta a campos de flores enamoradas en la historia de la vida, de ese corazón lleno de románticos ribetes ,,, saludos fraternales

  • la negra rodriguez

    Hermoso y profundo poema Lis, la razpon se vueklve a nalítica.
    besos.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.