jarablanca

El PÁJARO DE COLORES

Mi alma se quedó encogida

 cuando yo vi entre las flores,

 a un pájaro de colores

 que se jugaba la vida.

 

 Como una llama encendida

y volando a ras de suelo,

se ofrecía como señuelo

a una culebra bandida.

 

Él, quería salvar su nido,

yo, temíendo lo peor,

vistiéndome de valor

y con el miedo escondido.

 

Una piedra le lanzó

a la culebra mi mano,

que despavorida huyó

como un rayo de verano.

 

Y con apenas seis años

aprendí muy prontamente:

si quieres evitar daños

actúa, y no te lamentes.

Comentarios4

  • benchy43

    Bonita historia, amiga. Se ve que el valor te acompaña desde niña. Y la capacidad poética también.

    Un beso y felicitaciones.

    Ruben.

    • jarablanca

      Aunque era muy pequeña, me di perfecta cuenta de que pasaría si no hacía nada y...actué, pero temblaba como una hoja.
      Gracias por tu amable comentario.
      Besos.

    • boris gold

      Muy bueno Jarablanca, me gustó.
      Un abrazo

      • jarablanca

        Gracias boris. Me alegra que te guste.

        Un abrazo.

      • Corazón

        Recuerdo que cuando niños eramos muy valientes ,ahora las serpientes se pasean por las calles muchas veces.
        Lindo poema del recuerdo de aquella resolución para tomar decisiones.

        • jarablanca

          ¡Hola corazón! Me alegra verte por aquí. Tienes que perdonarme, hace tiempo que no te comento tus escritos, últimamente no estoy muy centrada y me despisto mucho.
          Tienes razón, ahora hay serpientes por la calle...y escorpiones jaja, y lagartijas...

          Un abrazo muy fuerte.

        • El Hombre de la Rosa

          La belleza vierte tu gracil pluma sobre tus gratos versos sobre la naturaleza amiga Jarablanca
          Un placer leerte
          Un abrazo cordial de tu amigo Críspulo

          • jarablanca

            Muchísimas gracias. No sabes cuanto me alegran tus comentarios. Te tengo en muy alta consideración y tu visita siempre es para mí, motivo de alegría.

            Un abrazo.



          Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.