Afelío

Aquí.

Nadie decide o elige vivir, consumar en voz propia el placer de estar aquí, nadie puede pronosticarse lo poco o lo mucho que vaya a sufrir, ningún nadir esta tan lejos de la vida, sí a cualquier lugar a donde vayas te darán la bienvenida, sí la garganta se anuda y anida la brisa salina en el perlar de sus ojos, morir no cuesta trabajo, existir conlleva un arrojo, simpleza y adagio al mirarse al espejo con lujo y espanto curioso, sólo estamos de paso en este camino avieso, vamos con retraso e intentamos salir ilesos, ilusos seremos pero nos mantenemos en pie, valorando el ayer se aprende a merecer y portar con gusto el placer de no saber cuando te llegará tu hora, no aquel que vive a la espera, aún en locura valora el volar de su estera, sí en subsistir no convergen las buenas maneras ni otroras tormentas que ofrezcan la cura, la crueldad sutura lo que el amor desgarra, soltando velas y amarras a veces la guerra del mundo chatarra habrá de perderse y bajo tierra el cantar de la cigarra llorara espinas en el fondo de tu mente.

Comentarios1

  • Akllar

    llorara espinas en el fondo de tu mente.

    Fuerte, muy fuerte como la mente llena de pozos en donde cae la lluvia lenta sin darnos cuenta...Cuando los días se desborden,llegarán como olas hacia los diamantes perdídos y sin dueño.Arrastrará sus piezas relucientes dejandolos en la arena , esa arena que sueña con el mar que ya no vuelve.

    Siempre un gusto poder detenerme en tus letras, saborear esas palabras que tu sensibilidad e intuición de poeta pueden crear...Saludos poeta y amigo.

    • Afelío

      El mar no vuelve amiga, es correcto y no vuelve porque nunca vuelve a ser el mismo....



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.