Melquiades San Juan

en el Siglo XXI

Como sombra en los muros,

y manchas en la arena:

la sangre derramada.

Quedan vivas y muertas

muertas, de alguna forma triste,

las miradas infantes que no entienden

ese fuego del cielo.

 

Unos hombres ansían encontrar

esas formas de cielos pacifistas;

otros buscan tesoros

y despejan la tierra

para volverla pozo

socavón de las minas.

 

Cuántos pasos da el hambre por el mundo.

 

Para razas oscuras

se han alzado mil muros tras fronteras.

 

Este Siglo XXI que amanece

tiene lunas de sangre en su mañana,

en su pronto mañana.

 

Un arsenal espera, crece,

para una guerra larga y dolorosa.

 

Especie que no muda sus delirios,

sus habituales formas

de construir su vida.

Es la misma de siempre,

con vocación clasista,

esclavista y guerrera.

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.