Cruz (El Oso Del Amor)

CUANDO YO MUERA

Un noble poeta partirá,

Pero su huella dejará,

No quiero que lloren,

Mucho menos flores,

Solo morirá mi cuerpo,

Mi alma está en los escritos.

 

Denle fuerza a mi mama,

Por ella nació mi alma,

Con sonrisas de poemas,

Si tengo pareja y frutos,

Recítenle que los amo,

Hermanos míos serán menos,

Pero donde este los adoro y apoyo,

Familia gracias por su mano,

Han sido una bendición,

Amigos, compañeros, conocidos,

Donde este tendré sus recuerdos.

 

Tengan papel y pluma,

En memoria a mis letras,

En los días de rezos y vela,

Lean mis poesías sin pena,

Al amor siempre le he servido,

Lectores siempre los he querido,

En cada letra iba mi corazón.

 

En el funeral estén de blanco,

Esa tumba ráyenle de versos,

Porque repito solo me fui yo,

Mis escritos están al amor eterno,

Ni piensen despedirme con dolor,

No es un adiós es un hasta luego,

No se pregunten porque yo,

Además de dar amor soy humano,

Pedí perdón, sigo haciéndolo,

No me arrepiento, amo al Señor,

Solo den gloria a su llamado,

Dios te amo y gracias por todo,

Por dar en mis letras inspiración.

 

“No olviden el amor lo es todo”,

Este Oso los amo a todo fervor,

Aquí, allá, acá y el mundo entero.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.