Julian Moreno

Julio 20.

Fresca brisa en la noche de Julio

muchos iban si poder andar

alcohol por doquier para animar;

alcohol que parecía un diluvio.

 

Entremedio del mar de gente

Dibujaste tu ser

y sin querer

aprecie tu corazón latente.

 

Nuestros ojos chocaron

tu mirada y la mía fue una,

mientras los miraba la luna

aquellos dos… caminaron.

 

Sus pieles se rozaron

la madrugada subió su calor

cruzaron la plaza sin temor

aunque uno deseó un apagón.

 

Dos corazones sobre la calle

estrellas envidiosas les contemplan

un abrazo y un beso se preservan

en el frio y oscuro valle.

 

Hicieron una noche de 24 horas

palabras abrazadas en deseo

¿Cerrar con broche de oro el paseo?

mejor con palabras y detalles que enamoran…

 

… gracias por estos versos.

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.