tigre blanco

Me robastes el corazón

Me robaste el corazón
en una caricia de sonrisa
y aunque me empezó a gritar la razón,
tu mirada me llego como una brisa.

 

Me robaste el corazón,
renaciste mi pasión,
haciéndome templar de la emoción,
oyendo tan solo una canción
en mi profunda mente,
la canción del amor.

 

Me robaste el corazón
por la suavidad de tus manos,
por ti seré un bardo,
un trovador ilusionado.

 

Me robaste el corazón,
en el momento en q te hable,
yo, no me lo podía creer
q de tanto esperar
al fin podría llegar
la persona con la q seré feliz.
Me robaste el corazón.

Comentarios1

  • mariarl

    que belleza hermoso



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.