Carlos Fernando

Poema a la paz

I

 

Me has pedido hablar de la paz.

Menudo asunto es este.

Que este mundo presente no conoce la paz,

ni la procura ni la entiende, porque prefiere

la amargura del sufrimiento y el odio.

 

Porque Havel y Qayin entre los hombres, se repiten

por las generaciones. Igual que la discordia entre Yishmael  y

Yitzjak hijos del mismo padre, que les llevó a vivir distantes.

Por la constante lucha en que debaten Esav y Yaaqov.

Que desde el vientre Rivqa presintió su desventura.

 

Qué es la paz, no lo sé, tan solo malas noticias

me traen los Diarios para leer, cómo se matan,

en distintas regiones del Planeta.

Porque no comprendo la Geopolítica que impera,

levantando hambrunas y hogueras.

Por doquiera las manos se levantan inermes,

y las filas de víctimas avanzan con amarras,

hasta el cúmulo de tierra, donde un asesino armado

sin importarle nada, les dispara con fusil o con pistola en la cabeza.

 

 

II

 

Paz, estado idílico, de convivencia humana.

Utopía que a este Mundo afana, pero que

no conoce ni persigue. Y ninguno aplica.

 

Porque, para la paz es requisito indispensable,

la armonía que entrelaza sin conflicto subyacente,

las diferencias que hacen de las gentes,

individuos distintos de una común estirpe.

Con diversidad de cualidades, de colores, de criterios.

 

La paz, cuando fuera posible, pondría fin

a toda forma de infamia, de injusticia,

de vejación y oprobio, de perversa codicia.

 

Y haría posible que todos los ojos fueran sensibles,

a los fuegos artificiales de los atardeceres,

o a la ternura que inspiran los cachorros.

 

En la paz, el delicado perfume de las flores,

avivaría los olfatos de tal modo,

que el deseo de vivir intensamente,

o de evocar instantes del pasado,

no fuera patrimonio exclusivo del poeta.

 

La paz con sus aires tranquilos, placenteros,

nos haría disfrutar a plenitud la intensidad

del significado de estar vivos.

 

En la paz sería posible, que el Judío y el Musulmán,

sentados a la misma mesa, compartieran

el vino y el pan, que el negro y el blanco

dejaran atrás los mitos de las razas superiores.

 

Y las disputas por fronteras, religiones, y políticas

quedaran sepultadas, y sin recuerdo alguno.

 

martes, 26 de agosto de 2014

10:21 p.m.

 

Comentarios4

  • Guisela Noemi Montoya

    Magnifico

  • Isaac Mendez

    Gran trabajo. saludos

  • Guisela Noemi Montoya

    Carlos,te solicité escribieras un poema a la paz y por la paz del mundo. Comprendo ,no sea fácil,más aún en la actual desadaptada actitud anti pacífica ,en tantos países y lugares de este Planeta Azul y
    considerando tu labor profesional,puesto que ella, en si ya es un sacerdocio, donandote cada día para salvar vidas. Creo que facilita tu sintonía con el Creador e información socio cultural de las naciones ,en conflictos .Agradezco la deferencia por atender a la sugerencia de fraguar versos a la paz del mundo ,pues es lo que los poetas sabemos hacer ,”escribir versos “ sea en el vértice de la luna llena o en el sonido estruendoso de las bombas ,como escribir un poema breve,tan diminuto y veloz como la velocidad de un misil .De la misma forma podemos escribir una prosa poética en las raudas lágrimas de un niño abandonado herido ,sin pan,sin escuela, ni juguetes ,sin memoria histórica menos recuerdos para atar a la nada,al presente sin nada.
    Es difícil escribir sobre paz ,cuando no hay hilos de seda ni agujas para hilvanar el futuro de tantas mujeres impávidas,sin hijos ,sin infantes que cuidar,en cambio tantos niños que no tienen ahora unos brazos que le acunen sus sueños infantiles . Sí amigo ,sé que es difícil registrar un canto por la paz.
    Aquí sigo taciturna sin comentar tu escrito ;no obstante el dolor por esos niños que ya no cantaran invade mi alma ,empero me insta a elevar nuestro canto de paz por todas esas criaturas que ya no cantaran .
    Carlos , sigo aquí leyendo , releyendo esta prosa poética que inunda mi corazón de melancolía,quisiera detener la lectura y girar la hoja no obstante prosigo ,verso a verso ,hasta llegar al final , así poder soñar como tantos nos antecedieron en sus sueños de paz entre otros, Mahatma Ghandi, Martin Luther King ,John Lennon entre otros
    Tú escribes , en cambio yo necesito leer de inicio a fin . Concluyo la lectura y manifiesto -. !Sorprendente!
    < Con todo ,mi amigo ,solicita un comentario >. Entonces tomo sus palabras y digo . - "Menuda responsabilidad" . Si soy aprendiz de escritora ,no pasé del jardín infantil, aún juego a hacer versos y otros los dejo volar libres como las aves del cielo.
    De la misma forma,libre sin ataduras ni atajos ,comento tu poema , aún en la sencillez y la jovialidad de mis conocimientos ,a sabiendas que existen afamados eruditos que podrían hacerlo .
    Amazing! (!increíble !) me atrapó la magia de tus versos sueltos ,sin métrica ni rima,coqueteando a las noches tenebrosas ,en magistral prosa. Contagiante título .Concreto, directo, en él esta implícito el mensaje a ofrecer “Poema a la paz” , luego el tema desarrollado ,engancha y lleva a leer la primera parte,coninterrogaciones,definiciones nos adentra despacio al plato fuerte de este banquete lírico cultural ,hasta llegar a la segunda parte,donde vislumbro que “la paz” se va instalando entre imágenes y metáforas que se desarrollan a través de la dilecta prosa en versos.
    Tan libre como las gaviotas sobre la mar y tan integra y tenaz que nos conmueve y mueve a formar coros sinfónicos, cantando por la paz. Con esto concluyo diciendo que encandiló mis expectativas .Tu aporte cultural ,será leído el próximo viernes 5 de septiembre del 2014,en el programa Metáfora,verso y canción ,transmitido por Ciudadradio.mx a las 20:00 hrs. (huso horado Ecuador y DF)en el segmento:"Un canto por la paz"
    Sin mas recibe mi gratitud ,además
    un abrazo de paz y poesía

    Guisela Noemi Montoya Poblete
    Conductora del programa radial:
    Metáfora,verso y canción

  • El Hombre de la Rosa

    Es bueno escribir sabiduria pacifica en este caos internacional en que vivimos los currantes humanos estimado Carlos
    Grata su lectura
    Saludos desde Torrelavega
    El Hombre de la Rosa



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.