Sudverbio

La Historia De Dos Pasiones

ella la inocente, la que nunca miente
¿él? el perro rastrero que en la calle se divierte
las tristes realidades
ella muy high school y él tan liceo
de donde él viene muere gente en los recreos.

2 realidades, 2 niños que se desconocen
más si se conociesen serían el uno para el otro
son la misma cara pero distinta moneda
que desdicha la ironía de la vida tan rastrera

él caminaba sin rumbo, algo normal
ella tarareaba baladas de Luis Miguel
sus miradas concordaron, hicieron click al momento
pero solo se marchó, ni siquiera un corto saludo.


él seguía avanzando, la verdad no le importó
ella lo seguía, algo interesante de él le gustó
muy confundido se sentía, derrepente se echó a correr
no era buen atleta, no tardó en desfallecer.

terminaron en el parque, él pregunto sin vacilar
"como es que te llamas perseguidora?"
ella respondió sin rechistar
"me llamo esperanza, ¿y tú, ingrávido escapista?"
"mi nombre es fortaleza, más esquivo que maratonista"

pasaron varios minutos pero pareciese que fueron años
los días pasaban y ellos se seguían observando
todos los días, a la misma hora y en el mismo lugar
pasó el tiempo se hicieron mayores y se terminaron por casar.

peleas nunca fueron problemas para ellos
el diario pan que se jugaban les sobraba para uno más
a los días se enteraron que un hijo iban a tener
pasaron los años y no fue uno... fueron tres.

al más grande, siempre lo dejaron ser
este no pudo hablar correctamente hasta que por fin cumplió los seis
el de en medio siempre le inculcaron el idioma de la madurés
a la pequeña no le importaba, y sonrisas nunca le faltaban.

el primer niño fue llamado inocencia
ninguna falta de respeto, ninguna insolencia
el segundo fue nombrado impertinencia
nunca tuvo mas profesores que sus caidas por desobediencia
la tercera y mas pequeña, las mas querida del papá
ella fue nombrada amor, amor que bendice la familia.

la familia vivía tranquila nadie creció con complicaciones
quién diriía que el de en medio sería poeta y escritor
antes que rufián y estafador
aunque las lecciones de la vida lo empujaran por callejones.

Comentarios1

  • anbel

    Precioso y original poema. De la unión de la esperanza y fortaleza solo pueden surgir cosas buenas....la inocencia, el amor, y la impertinencia...que también tiene su puntito!!. Un abrazo. Bella familia.

    • Sudverbio

      muchas gracias
      saludos compañera.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.